Agricultores y transportistas se movilizan para protestar por la subida de los carburantes

Agencias
Santiago de Compostela / Madrid - 25 may 2000 - 22:00 UTC

La comisaria europea de Energía y Transportes, Loyola de Palacio, aseguró ayer que en España aún hay margen para bajar la fiscalidad de los carburantes, aunque recordó que los impuestos españoles son los más bajos de la Unión Europea. Las compañías petroleras y la patronal CEOE han pedido al Gobierno que rebaje estos impuestos para abaratar el precio de los combustibles. Con el mismo objetivo, transportistas y agricultores se manifestarán el 7 de junio en Madrid en señal de protesta contra el encarecimiento del gasóleo.

Los impuestos especiales que gravan los carburantes se pueden reducir más en España, en opinión de la comisaria europea de Energía. "Al Gobierno español le queda margen para bajar los impuestos de los carburantes hasta el mínimo marcado por Bruselas", aseguró ayer Loyola de Palacio en el informativo matutino de la Radio Gallega. La normativa europea fija un tope mínimo que permitiría bajar cinco pesetas el litro de gasóleo de automoción, 10 pesetas el agrario y 15 las gasolinas.Las grandes petroleras (Repsol, Cepsa y BP, que controlan el 80% del mercado) y la patronal CEOE realizaron esta misma petición el martes como medida para controlar el precio de los carburantes, que en lo que va de año han subido seis veces en el caso de las gasolinas y tres en el del gasóleo. Pero el Gobierno la rechazó porque la ve como una solución temporal.

La comisaria -que insistió en que hay indicios de pacto entre las compañías para fijar los precios- recordó, sin embargo, que España es el país de la Unión Europea que menos impuestos aplica a los carburantes. De las 135 pesetas que hoy cuesta un litro de gasolina sin plomo 95, casi un 60% es para impuestos (especiales e IVA).

Transportistas profesionales, agricultores y sucontratistas, que coinciden con las petroleras en que hay que bajar los impuestos, se manifestarán el 7 de junio en Madrid para animar al Gobierno a que retome el control sobre el precio de los carburantes, y Asaja lo hará mañana. "Vamos a calentar bien los motores", advirtió ayer en conferencia de prensa Juan Antonio Millán, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), una de las convocantes. Si el Ejecutivo no reacciona, prometen paros generales de 24 horas por comunidades autónomas.

Agricultores y transportistas consideran que el Tribunal de Defensa de la Competencia tiene la obligación de demostrar que las compañías pactan los precios. "El Consejo de Ministros tiene la capacidad de sancionar a las petroleras con una multa que puede llegar al 10% de su facturación anual", afirmó Fernando Moraleda, de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), una de las convocantes.

El Servicio de Defensa de la Competencia informó ayer que ha sancionado a la Confederación de Empresarios de Estaciones de Servicio con una multa de tres millones de pesetas por llevar a cabo "medidas de presión colectivas" contra las comisiones propuestas por las operadoras petrolíferas.

Para controlar las subidas, el Grupo de IU en el Parlamento presentó ayer una proposición no de ley en la que pide que se fije un precio máximo de las gasolinas y mejoras fiscales a los sectores afectados. Esta iniciativa se une a las que el PP y el PSOE presentaron el miércoles.

En cambio, Rodrigo Rato, ministro de Economía, reiteró que el propósito del Gobierno es aumentar el número de gasolineras y ayudar a ampliar los canales de venta alternativos. En la inauguración de la tercera edición del Salón del Automóvil de Madrid, dijo también que "no entra en nuestros planes" eliminar el Impuesto de Matriculación que grava la venta de coches.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de mayo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50