CiU vota en el Parlament contra el traspaso de los aeropuertos

Los votos de CiU y del PP frenaron ayer en el Parlament una moción de ERC en la que se reclamaba el traspaso de la titularidad y gestión de los aeropuertos catalanes a la Generalitat, la misma petición que el propio Gobierno viene defendiendo desde hace meses. El diputado de CiU Joan Horaci Simó explicó que su grupo, junto con el del PP, votaba contra la propuesta de Esquerra Republicana porque el Gobierno catalán ha optado por otras vías, con atención principal a la negociación. No obstante, Simó aseguró que si ésta no llega a buen fin, se planteará un recurso de competencias ante el Constitucional.La propuesta de ERC fue defendida por Carles Bonet y obtuvo los votos de su propio grupo más los de IC-V y los socialistas. En total, 59, que nada pudieron frente a los 68 de CiU y el PP. La moción era la última del pleno iniciado anteayer, pero fue una de las más enconadas y de lenguaje más encendido.

Engaño

Bonet explicó desde la tribuna, y no fue replicado, que su grupo retiró una proposición casi idéntica en la última comisión de política territorial porque el propio Simó le ofreció a cambio apoyar la moción de ayer. El diputado republicano afirmó, dirigiéndose al convergente: "Ha conseguido engañarme a mí, pero no podrá engañar al pueblo de Cataluña".

Bonet también acusó del Gobierno del PP de "hacer trampas" en el proceso de privatizar los aeropuetos. En su opinión, la política de inversiones, claramente inclinada a favorecer a Barajas, hará que un hipotético comprador se encuentre con un aeropuerto moderno y capaz (el de Madrid) y otro puro satélite (Barcelona). Bonet sugirió que el verdadero motivo del voto negativo de CiU era la existencia de un pacto "bastardo y secreto" entre ambas formaciones.

La diputada del PP Dolors Montserrat reclamó a Bonet que retirara la acusación de tramposo hecha al Gobierno central, pero el diputado republicano hizo caso omiso.

PASA A LA PÁGINA 11

El PP asegura que no es definitiva la decisión de privatizar los aeropuertos

VIENE DE LA PÁGINA 1 "Hoy veremos si el Gobierno se ve torero y piensa capear, banderillear y estoquear a Álvarez Cascos o más bien acabará ejecutando la suerte de don Tancredo" [quedarse quieto y esperar que haya suerte], dijo ayer el diputado Carles Bonet. La alusión torera del diputado republicano sacó de sus casillas al convergente Joan Simó, quien, tras afirmar que no entiende de toros, añadió que haría cualquier cosa menos el "Pancredo", lo que provocó las risas del respetable. Fue como un rejón. Se revolvió hacia las filas socialistas y les acusó de no haber hecho nada durante los años en que gobernaron para mejorar la situación de El Prat.

Poco antes, casi coordinadamente, la diputada popular Dolors Montserrat había atribuido todos los males de los aeropuertos catalanes en general y del de Barcelona en particular a José Borrell, mientras algunos diputados le gritaban que el PP lleva ya cuatro años de Gobierno.

Montserrat recriminó a Bonet que hubiera dicho que el Gobierno central quiere "vender el aeropuerto de Barcelona". La privatización, si se hiciera, se haría para todo el paquete de aeropuertos de AENA y no sólo para uno, aunque aseguró que, de momento, la decisión no está tomada porque el Gobierno central está evaluando las posibilidades más idóneas. También el diputado socialista Manel Nadal irritó a parte de la Cámara. En este caso, a CiU cuando afirmó que "el corazón de Cataluña", en referencia a la región metropolitana de Barcelona, "está en lista de espera" tanto para las inversiones del Gobierno central como para las autonómicas.

Nadal defendió la necesidad de un "modelo aeroportuario catalán" con gestión descentralizada, evitando una "AENA catalana" y sin hacer ascos a la gestión privada. Nadal preguntó a CiU cómo podía votar en contra de su propuesta sólo porque la presentaba ERC y animó al Gobierno catalán a buscar, como hace, complicidades en otras autonomías pero sin dejar de lado las que pudiera encontrar en Cataluña. Joan Boada (IC-V) insistió en la necesidad de que los aeropuertos cuenten con presencia municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de mayo de 2000.