JOAQUÍN BALAGUER

El eterno caudillo

El candidato más anciano del mundo, Joaquín Balaguer, cortesano de dictaduras y democracias, aplicó durante las tres cuartas partes de sus 94 años de vida la teoría del mango: esperar a que la fruta, en este caso tropical, madure, y cuando cae, poner la mano. Cayó asesinado el tirano Rafael Leónidas Trujillo (1930-61) y Balaguer fue presidente fantoche, invadió Estados Unidos en 1965 el país y Balaguer fue el candidato de los invasores, y fue presidente cinco veces más derrochando astucia, paternalismo de Estado y oportunismo.Ciego, casi paralítico, víctima de todas las dolencias propias de una persona que se acerca al siglo, el caudillo es un hombre impredecible y de principios laxos, un solitario que come solo, juega con las cartas marcadas y fue cómplice del totalitarismo trujillista y engranaje fundamental de la democracia. Preconiza la "dominicanidad" frente a lo extranjero, y no ha presentado programa alguno porque, dice, su pueblo conoce sobradamente sus obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de mayo de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50