Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Louis Farrakhan se confiesa responsable moral del asesinato de Malcolm X

Louis Farrakhan, líder del grupo militante negro norteamericano Nación del Islam, ha sorprendido a sus seguidores reconociendo su responsabilidad moral en el asesinato en 1965 de Malcolm X, su carismático rival en la dirección del movimiento negro más radicalizado en aquellos años. "Reconozco y lamento que mis palabras pudieran haber llevado a la muerte de un ser humano", ha confesado Farrakhan ante la hija mayor de Malcolm X, que tenía 6 años cuando vio caer acribillado a tiros a su padre en Harlem. Las relaciones entre Farrakhan y la familia de Malcolm X han estado históricamente vinculadas a la muerte. La viuda siempre consideró a Farrakahn inductor del asesinato, y en 1994 su hija Qubilah fue acusada de contratar a un asesino profesional para matarle.

Farrakhan ha recibido ahora en su casa de Arizona a Attallah, la primogénita de Malcolm X, y en presencia de las cámaras de la CBS ha reconocido su responsabilidad en lo ocurrido hace 35 años. Por entonces, Nación del Islam estaba mortalmente escindida entre el jefe natural Elijah Muhammad y el más radical Malcolm X, duro crítico de las posiciones de Elijah. La disputa acabó partiendo a Nación del Islam y Farrakkan acusó a Malcolm X de traidor y dejó escrito que "ese hombre se merece la muerte". Dos meses después tres hombres descargaban en Harlem sus pistolas sobre Malcolm X.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de mayo de 2000

Más información

  • El líder negro afirmó que su carismático rival merecía la muerte