AGENDA

El Liceo se vuelve golfo

Aunque el nuevo teatro del Liceo sea físicamente muy parecido al que el fuego destruyó en enero de 1994, la verdad es que ha cambiado mucho. Si antes la parte golfa y canalla del teatro, que la hubo y mucho, estaba oculta a ojos del público -lo que llegaron a ver las paredes de los antepalcos y las célebres bañeras, escondidas tras el arco de proscenio, lo purificó el fuego-, ahora se muestra sin rubor a ojos de todos en forma de espectáculo que se vende en taquilla y se anuncia con un cartel en el que se muestra una pierna de señora, liga en muslo y suave boa de plumas. Todo bajo el sugerente título de "Sesiones golfas".¡Calma liceístas! La golfería del nuevo Liceo es puramente conceptual. La propuesta es la de un clásico cabaret literario. "Al estilo", dice Joan Matabosch, director artístico del teatro, "de los espectáculos que se ofrecían en la desaparecida Cúpula Venus y con la música como protagonista".

Mesitas pequeñas en lugar de filas de butacas y barra libre de cava y resfresco de cola servirán para crear ambiente en el foyer del Liceo para acoger esta noche (23.00 horas) el primero de los dos programas golfos programados por el teatro, que se repetirá los días 12 y 15 de mayo. Con el título Animals big and small (Animales grandes y pequeños), el tenor estadounidense Steven Cole, acompañado al piano por Joseph Smith y con una puesta en escena e iluminación de Yves Coudray, ofrecerá un singular recital en el que recorrerá un repertorio musical que tiene como protagonistas a los animales. Desde la minúscula pulga hasta el elefante. Un auténtico zoo musical.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS