Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento turco elige al reformista Sezer como nuevo presidente del país

No hubo sorpresas en la tercera ronda de votaciones para elegir al sustituto de Suleyman Demirel como nuevo presidente de la República turca. El Parlamento otorgó un rotundo respaldo al candidato consensuado por el Gobierno y la oposición, el magistrado Ahmet Necdet Sezer, quien obtuvo 330 votos, resultado que supera ampliamente la requerida mayoría absoluta de 276 votos y disipa el peligro de una posible crisis en el seno de la coalición gubernamental tripartita.Sezer, que en la primera y segunda vuelta no logró superar los 367 votos necesarios, es decir, los dos tercios de la Cámara, batió en la tercera a los otros cuatro candidatos, siendo su contrincante más cercano el diputado islamista Nevzat Yalçintas, que únicamente obtuvo 113 votos. Una noticia que el gentío congregado en la puerta del Ayuntamiento de Asyon, ciudad situada en el suroeste del país de la que es oriundo el juez, celebraba con tambores, trompetas y bailes tradicionales.

"Ejerceré mi función de forma imparcial, protegeré la integridad de la República y los principios del secularismo instaurado por Atatürk", prometía Sezer en el discurso ofrecido en la sede del Tribunal Constitucional tras la votación del Parlamento.

Arraigar la democracia

Asimismo, el magistrado subrayó en su discurso que la base de los problemas de Turquía radica en que la práctica de la democracia no se encuentra lo suficientemente arraigada y en que el país carece de la necesaria institucionalización.

De los 11 candidatos iniciales, sólo cinco compitieron en la tercera votación, ya que el resto abandonó la carrera presidencial al no conseguir sumar un apoyo significativo del Parlamento. El abandono más polémico ha sido, sin duda, el del actual presidente de la Cámara y diputado del conservador Partido de la Madre Patria (ANAP), Yildirim Akbulut, quien se retiró el miércoles a pesar de ser el segundo nombre más votado. Akbulut calificó de "antidemocrática" la decisión adoptada por los líderes de los cinco partidos con mayor representación en el Parlamento de nominar a un candidato conjunto y criticó a la directiva de ANAP por haberle instado a abandonar la contienda presidencial.

El recién elegido décimo presidente de la República turca tiene 59 años y ha cultivado una impecable carrera judicial, gracias a la cual se le atribuyen las cualidades de demócrata, secularista y defensor de los derechos humanos y de la libertad de expresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 2000

Más información

  • El candidato de consenso logró la mayoría absoluta en la tercera votación