Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un regalo envenenado

La propuesta del Partido Liberal (FPÖ) de Jörg Haider de celebrar un plebiscito sobre las sanciones contra Austria supone un regalo envenenado para la Unión Europea (UE) y la oposición de socialdemócratas (SPÖ) y verdes. Los partidos opositores podrían verse obligados, ante la presión de la opinión pública opuesta a las sanciones, a hacer causa común con el denostado Gobierno de coalición entre los democristianos del Partido Popular (ÖVP) y el FPÖ. El canciller federal, Wolfgang Schüssel (ÖVP), no excluyó el viernes la posibilidad del referéndum. La condición para celebrar la consulta popular sería el fracaso de los intentos de la diplomacia austriaca en las conversaciones que se mantendrán en los próximos días con los otros 14 socios de la UE. El plazo que parece fijarse Austria sería hasta finales de junio, con la conclusión de la presidencia portuguesa de la UE. Con Francia en la presidencia de la UE, las cosas podrían ponerse aún peor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000