200 manifestantes exigen la prueba de ADN para buscar al asesino de Eva Blanco

Tres años sin Eva Blanco. Unos 200 manifestantes exigieron ayer, en la plaza del Ayuntamiento de Algete (13.500 habitantes), la realización de las pruebas de ADN masivas para encontrar al asesino de Eva Blanco. La protesta se organizó en recuerdo del tercer aniversario del asesinato de la joven de 16 años que murió de 20 puñaladas despues de ser violada el 19 de abril de 1997 junto a una carretera situada a las afueras de su municipio.La juez del juzgado de instrucción número cuatro de Torrejón de Ardoz -término jurisdiccional al que pertenece Algete- no ha dado luz verde a la realización de la prueba de ADN (ácido desoxirribonucleico) a los 2.018 personas que se han presentado voluntarias para someterse al análisis. La Fiscalía de Madrid emitió un informe a petición de la juez en el que apoyaba la realización de la prueba si fuera válida para dar con el criminal. Pero la fiscalía matizó que los peritos judiciales tendrían que justificar que la prueba ofrecería datos determinantes para cerrar el cerco en torno al autor del crimen. La iniciativa de la prueba surgió del alcalde de la localidad, Jesús Herrera, del PSOE.

La prueba consiste en obtener el ADN de los voluntarios a partir de una muestra de saliva o de un cabello. La Guardia Civil ofreció 100 millones de pesetas, sus laboratorios y personal para facilitar la realización de los análisis. Se trata de comparar los resultados de las pruebas con el ADN del asesino, que se obtuvo del semen que dejó en el cuerpo de la joven.

"El asesino está en el pueblo"

El padre de Eva, Manuel Blanco, micrófono en mano, agradeció ayer a los manifestantes su apoyo y afirmó estar seguro de que el asesino de su hija "está en el pueblo". "Lo vamos a encontrar, cueste lo que cueste", añadió. Con respecto a la polémica sobre la la prueba de ADN, manifestó: "No entiendo la postura de la juez de Torrejón, parece que le da miedo autorizar la realización de la prueba", comentó. "No se iba a hacer para enfrentar a la gente del pueblo sino para encontrar al asesino de mi hija", añadió.

El portavoz de la Comisión Eva Blanco -una agrupación cívica de apoyo a los padres y allegados de la asesinada-, Alfonso Crespo, fue el más duro en sus palabras. "Se cumple el tercer año desde que mataron a Eva Blanco y el asesino sigue en la calle", gritó. "Hay muertes y muertes y la de Eva es de segunda categoría, por lo que parece no vale los cien millones que costaría la realización de la prueba de ADN".

El portavoz del Movimiento Contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, declaró en la manifestación: "Los padres de Eva llevan tres años sufriendo en silencio, sin ver a su hija, mientras que el criminal está en la calle, el que la violó, el que le asestó 20 puñaladas, el que sigue generando inseguridad ciudadana", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de abril de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50