Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ayudas pendientes

Desde que el Parlamento aprobó el polémico billón de las eléctricas, a principios del pasado año, aún es la fecha en que los denominados costes de transición de la competencia (CTC) no han sido aprobados por la Comisión Europea. Por este concepto, los consumidores pagan un 4,5% de su recibo de la luz.El ministro de Industria en funciones, Josep Piqué, repitió desde julio del año 1999 que la autorización de Bruselas era inminente y que, en cualquier caso, se produciría antes de que finalizase el pasado año.

Mientras, el comisario europeo responsable de la Competencia, Mario Monti, tiene hace tiempo sobre su mesa un informe técnico en el que se concluye que las ayudas a las eléctricas -1,3 billones de pesetas en total- pactadas en septiembre del año 1998 entre el Ministerio de Industria y las empresas del sector son, en principio, aceptables y están justificadas.

Pero la decisión de Monti aún no está clara y el paso del tiempo hace cundir el nerviosismo entre las compañías eléctricas, que contaban con cobrar por adelantado la mayor parte de esas ayudas.

Las conclusiones generales de ese informe, preparado por el consultor independiente británico Oxera, ya fueron adelantadas por el comisario Monti el pasado mes de febrero en Madrid. Éste no hizo en aquel momento valoración alguna sobre el contenido del informe y tampoco avanzó cuál sería la postura final de la Comisión.

En el caso de que las ayudas fuesen finalmente aprobadas, de las declaraciones de Monti se desprende que habrá un recorte sobre los 1,3 billones acordados entre el Gobierno y las eléctricas.

Tras la OPA de casi medio billón de pesetas lanzada por Fenosa sobre Cantábrico, las compañías temen también que el comisario ponga en duda que las eléctricas necesiten ayudas oficiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de abril de 2000