Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda hace examen de conciencia

El Foro Babel organiza un debate sobre la derrota electoral sufrida por las fuerzas políticas progresistas

El estado crítico de la izquierda fue analizado ayer en el marco del Foro Babel. Bajo el título Más allá del resultado electoral: el estado crítico de la izquierda, Francesc Carreras, catedrático de Derecho Constitucional y miembro del Foro Babel; Ferran Gallego, de Esquerra Unida (EUiA), y Jordi Solé Tura, senador por el PSC, hicieron un repaso de la situación de la izquierda tras las elecciones generales del pasado 12 de marzo.Solé Tura buscó en el pasado las causas de la derrota. Quiso situar el primer error del PSOE en la "situación de desorientación creada por el cambio de liderazgo tras la dimisión de Felipe González en 1996". Se eligió entonces un líder a dedo, afirmó, y eso lo definió con la expresión "como no se han de hacer las cosas". Solé Tura aseguró que eso puede ser parte de la explicación de la derrota. En su discurso, criticó la falta de renovación del partido y la ausencia de propuestas claras en la campaña electoral: "El PSOE sólo denunció al PP". También tuvo palabras para el pacto de las izquierdas. "Menos mal que por primera vez la izquierda se une, lo malo es que son dos izquierdas en retroceso. No se unían dos fuerzas, sino dos debilidades". Después de viajar al pasado, el senador socialista se planteó el futuro con una pregunta al público que se congregaba: "¿Qué pasará?". Respondió a la cuestión con un no muy esperanzador: "No lo sé".

Francesc Carreras hizo un repaso rápido y crítico y se centró en Cataluña. Carreras quiso resumir en pocas palabras su opinión sobre los tres partidos catalanes de izquierdas: "Iniciativa per Catalunya ha tomado un mal camino, Esquerra Unida i Alternativa no da un mensaje claro y el PSC es un partido moderadamente de izquierdas y nacionalista". No fue muy misericordioso con Entesa Catalana de Progrés. Dirigiéndose a Solé Tura tachó la candidatura de "tremenda equivocación para el PSOE" por incluir a los nacionalistas de ERC.

Quien se refirió a la crisis de la izquierda como una enfermedad fue Ferran Gallego. ¿Estamos ante un enfermo grave?, se preguntó y sentenció: "La relación en las izquierdas debe ser sana y no arrogante para que la sociedad responda". Gallego achacó la crisis de la izquierda a la pérdida de valores culturales y por ello abogó por una "reconstrucción cultural de proyecto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000