Detenido un estadounidense en Moscú por supuesto espionaje

Un ciudadano estadounidense, director de una firma particular, ha sido detenido en Moscú por el Servicio Federal de Seguridad (SFS, sucesor del temible KGB), acusado de espionaje. Detención confirmada en la tarde de ayer por el Departamento de Estado norteamericano. Al mismo tiempo, fue arrestado un ciudadano ruso bajo sospecha de haber revelado secretos de Estado, informó ayer el SFS."Los materiales obtenidos en el curso de las acciones operativas de investigación muestran claramente que el extranjero se dedicó metódicamente a establecer contactos con científicos rusos en Moscú, Novosibirsk y otras ciudades de nuestro país, durante un largo periodo de tiempo, con el fin de recoger información que constituye secreto de Estado de Rusia", afirma el SFS.

Durante los registros realizados por el SFS, los agentes encontraron "una gran cantidad de documentos que desenmascaran su actividad ilegal, dibujos técnicos de diversos equipos, notas de sus conversaciones con ciudadanos rusos sobre el trabajo de éstos en interés de la industria nacional de Defensa, y también recibos del dinero pagado a ellos por el estadounidense".

El SFS no ha revelado la identidad del presunto espía, pero sí ha asegurado que éste antes trabajaba oficialmente para el servicio de inteligencia estadounidense. La operación para detener al norteamericano y a su informador es el resultado del trabajo conjunto del Departamento de Seguridad Económica del SFS de Rusia con los departamentos del SFS de la capital rusa, de la provincia de Moscú y de la provincia de Novosibirsk.

"No tengo comentarios sobre el asunto. Yo mismo acabo de enterarme por los medios de comunicación", declaró ayer James Collins, el embajador de EE UU en Rusia.

Éste es el segundo caso de espionaje en menos de un mes. A mediados de marzo, el SFS detuvo a un moscovita, antiguo oficial de los servicios secretos rusos, al que acusaron de espiar a favor de Inglaterra. El último conflicto con EE UU por espionaje se produjo a fines de noviembre del año pasado, cuando los rusos detuvieron a la diplomática Cherie Leberknight.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS