PRIMAVERA FOTOGRÁFICA

El MNAC exhibe dos siglos de fotografía catalana

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) acoge desde ayer la exposición Introducción a la historia de la fotografía en Cataluña, un recorrido por la historia fotográfica catalana, que permanecerá abierta hasta el próximo 25 de junio y que se integra en la programación de la Primavera Fotográfica. La exposición, que exhibe fotografías de autores catalanes y de otras procedencias que hayan desarrollado su trabajo en Cataluña, se divide en cuatro periodos cronológicos que parten de 1839.En el espacio dedicado a los orígenes se muestran los momentos en que la expresión fotográfica se basa simplemente en la utilización práctica de un hallazgo técnico. Retratos y documentación de edificios y monumentos son sus primeras aplicaciones. "Con los modelos de cámaras que lanzó la compañía Kodak en 1888, la fotografía se popularizó creando la figura del aficionado a la fotografía, lo que hizo que los profesionales se lanzaran a un uso artístico para desmarcarse", explicó Balsells. Esta entrada al mundo artístico de la fotografía se produce de la mano del pictorialismo, ya que la pintura es en aquel momento la referencia artística más cercana. En este apartado pueden contemplarse entre otros, los trabajos de Antoni Espluga, Juan Martí y Xatart.

El segundo apartado de Introducción a la historia de la fotografía en Cataluña, que recoge el periodo de entreguerras, muestra dos vías de expresión, la de los que continuaron por la vía pictorialista, como Joan Vilatobà y Joaquim Pla Janini, junto a otros creadores que sintonizaron con las aportaciones de las vanguardias artísticas. Algunos ejemplos de esta tendencia, que también debe su desarrollo a la publicidad y al auge de las publicaciones gráficas, son las obras de Pere Català Pic, Josep Masana y Emili Godes. En este periodo se desarrolla la impactante foto documental que muestra los acontecimientos de la guerra civil, imágenes de la cual, realizadas por Agustí Centelles, se muestran en la exposición.

El reportaje fotográfico

La tercera parte del proyecto indaga en la fotografía catalana de los años cincuenta y sesenta, una época en la que el reportaje fotográfico rompe con la supuesta objetividad y propone una mirada personal de la realidad. En esta etapa surge con fuerza el trabajo de Francesc Català-Roca, Joan Colom, Ricard Terré, Leopoldo Pomés, Colita, Oriol Maspons, Pérez de Rozas y Xavier Miserachs, entre otros.

La exposición concluye su recorrido histórico con el periodo que llega hasta la actualidad y que fija su arranque en 1975. En esta etapa se producirá un nuevo enfoque en la fotografía que seguirá por diversos caminos, pero que tendrá en el fotoperiodismo y en la fotografía de creación dos líneas principales que convivirán con plena naturalidad. En el primero de los casos se pueden contemplar obras de Pilar Aymerich, Antonio Espejo, Tino Soriano, Consuelo Bautista, Kim Manresa y Agustí Carbonell. De planteamiento más ligado a la práctica artística se presentan obras de Humberto Rivas, Manel Esclusa, Tony Catany, Joan Fontcuberta y Jorge Ribalta.

Junto con la exposición se presentó ayer un libro de la editorial Lunwerg que recoge el contenido de ésta e incluye textos de Juan Naranjo, Joan Fontcuberta, Pere Formiguera, Laura Terré y David Balsells.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de abril de 2000.