Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ausentes El Juli y Tomás, Ponce protagoniza de nuevo la Feria de Fallas

El empresario del coso valenciano califica de excepcional la venta de entradas

Un año más la Feria de Fallas, que da comienzo hoy, dispone de un nombre propio como principal atracción: Enrique Ponce. "La base de esta feria sigue siendo él", afirma rotundo Roberto Espinosa, empresario de la plaza. "Bueno", rectifica rápido, "Ponce, Barrera y otros muchos, como Espartaco, Caballero, Morante... Está claro que las figuras no son sólo dos o tres". Este último comentario lleva por destinatario las más que notables ausencias de El Juli, José Tomás y Joselito. "Pese a todo, la venta de entradas va como nunca. Lo dicho, buenos toreros, los hay", concluye el empresario.

Desde hoy, con la celebración de una novillada de promoción, y hasta el domingo 19, fecha del mano a mano en la feria valenciana entre los toreros locales Enrique Ponce y Vicente Barrera, un total de siete corridas de toros, una de rejones y dos novilladas acapararán la atención del mundo taurino. Será la primera feria importante (en plaza de primera categoría) del año. Sólo Ponce y Barrera disponen de dos compromisos. El resto, desde Curro Romero a Juan Bautista, pasando por Espartaco, Morante de la Puebla, Manuel Caballero o Pepín Liría, se las verán con dos enemigos cada uno.Ni el primero del escalafón (El Juli), ni el triunfador de la Feria de San Isidro (José Tomás), ni el reaparecido José Miguel Arroyo, Joselito, dispondrán de una sola oportunidad. "En primer lugar, tengo que decir que lo siento. Siento mucho que unas figuras de estas características no estén en la feria. Pero, y el despacho de entradas lo demuestra, nadie es imprescindible", dice Espinosa.

Según el empresario, la venta de localidades se aproxima esta temporada a una cifra récord. "Para los días 16 y 19 ya no queda papel. Esto, a cinco días de la corrida, es la primera vez que ocurre. Es excepcional", comenta Espinosa.

Para Roberto Espinosa, sin embargo, el dato económico no justifica las ausencias de arriba en la feria. "Respeto las motivaciones de cada uno. Pero creo sinceramente que Joselito y José Tomás se han explicado mal, no han transmitido a la afición qué es lo que quieren conseguir con su postura".

Luchar contra el futuro

Espinosa se refiere a la negativa de los toreros a participar en corridas televisadas. Un hecho que, debido a que la temporada valenciana ha sido vendida en su integridad a un operador de televisión por cable, ha dejado al margen a los diestros madrileños.

"No se puede luchar contra el futuro. Ellos tienen que darse cuenta de que la televisión, que ahora parece la gran amenaza, dentro de unos años será la prehistoria. Entonces, será Internet", concluye.

En lo que a El Juli respecta, los motivos de su falta son completamente distintos, según el empresario de la plaza de Valencia: "Se tiende a pensar que el empresario se lleva todo el dinero. Tengo que decir que, salvo en Fallas, el resto de los festejos que organizamos, incluida la Feria de Julio, son deficitarios. Si la capacidad de la plaza no aumenta de un año para otro, tampoco pueden aumentar los honorarios de los toreros. No podemos pagar a El Juli lo que pide".

En consecuencia, faltan figuras pero no toros. "En cuanto al ganado, huimos del monoencaste. Ahora mismo está todo el campo bravo representado en la feria", dice Espinosa. Pocas novedades: Pereda lidia por primera vez una corrida completa en Valencia y los novillos de santacoloma de La Quinta se estrenan en Fallas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de marzo de 2000