Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SERGUÉI STEPASHIN - EX PRIMER MINISTRO RUSO

"Putin es un europeo moderno"

Serguéi Stepashin, de 48 años, es uno de los políticos más conocidos de la nueva Rusia: comenzó como diputado del Sóviet Supremo ruso y llegó a ser jefe de Gobierno. Fue una de las figuras claves de la primera guerra de Chechenia como director del Servicio Federal de Seguridad, puesto que perdió en 1995 después de que el guerrillero Shamil Basáyev entrara a sangre y fuego en la ciudad rusa de Budiónnovsk y se hiciera fuerte en el hospital local con miles de rehenes. El Kremlin no le abandonó. Dos años más tarde fue nombrado ministro de Justicia, y después, del Interior. En agosto pasado entregó las riendas del Gobierno a Vladímir Putin y, sorprendentemente, para las legislativas se alió con el liberal Grigori Yavlinski. En una entrevista con EL PAÍS, Stepashin revela que la guerra de Chechenia hubiera comenzado de todas maneras en agosto, independientemente de los atentados de septiembre.Pregunta.¿Había ya, antes de los atentados, planes para intervenir en Chechenia?

Respuesta.Sí. El punto de inflexión fue el secuestro del general Guennadi Shpigún, representante del Ministerio del Interior en Grozni. Antes hubo intentos de apoyar a Aslán Masjádov . Pero en marzo, cuando de una forma insolente secuestraron a Shpigún, Masjádov mostró su total impotencia. Y nos vimos obligados a tomar medidas duras para defender al país de los bandidos.

P.Ese plan, elaborado cuando usted era ministro del Interior, ¿consistía en llegar al río Térek y mover la frontera hasta ese obstáculo natural?

R.Eso surgió un poco más tarde. En marzo decidimos reforzar la frontera en Ingushetia, Daguestán y Stávropol. La necesidad de llegar al Térek comenzó a estudiarse en mayo.

P.¿Cúando debían entrar las tropas en Chechenia?

R.Estaba planeado comenzar la operación en agosto.

P.¿Antes de la incursión de Shamil Basáyev en Daguestán y de los atentados?

R.Sí.

P.Pero, cuando comenzó la operación, las tropas no se detuvieron en el Térek. ¿La decisión fue correcta?

R.Es muy difícil decirlo ahora. Dejé el Gobierno el 9 de agosto, así es que no sé los detalles. Conozco a Putin y sé que no toma decisiones sin motivos serios.

P.Pero hasta el Térek los rusos casi no encontraron resistencia, y si se hubieran detenido no habría habido tantas víctimas.

R.Creo que, si no hubieran sucedido los atentados de Moscú y Volgodonsk, Putin se hubiera detenido en el Térek. Pero, cuando estallaron las bombas, la gente se preguntó: "¿Qué pasa? ¿Tenemos Gobierno o no? ¿Hay poder en el país?". Las explosiones impulsaron esa decisión.

P.¿Está convencido de que los atentados fueron obra de los chechenos?

R.Sí. Eso no significa que los ejecutores directos fuesen chechenos, pero fueron organizados por Jatab . No me caben dudas. Todo indica que así fue: el estilo de los atentados, los explosivos, los datos.

P.¿Cómo explica entonces que las explosiones no hayan continuado ni siquiera después de la entrada en Chechenia?

R.Primero, se tomaron serias medidas preventivas que dieron un efecto positivo. Los órganos de orden público empezaron a trabajar en un régimen especial de alerta, y también la población colaboró. Como resultado, en varias casas se descubrieron intentos de poner explosivos. Además, hay que conocer la psicología de esa gente. Si analizamos todas las explosiones, veremos que no les interesa la cantidad de éstas, y ni siquiera el número de víctimas. Lo importante para ellos es subrayar que nos mantendrán siempre en tensión.

P.¿Considera justas las críticas que se hacen al Ejército por bombardear ciudades y aldeas?

R.Grozni no se podía tomar de otra manera. Si no, hubiera sucedido como en la primera guerra, que en una noche perdimos a 800 hombres. ¿Pero por qué no plantear el problema a Masjádov? Él comprendía que la ciudad sería destruida, sabía que en ella permanecían muchos civiles. Bueno, si sabes todo esto, abandona la ciudad. Vea usted la táctica que utilizan: entran en un pueblo, desde allí disparan contra nuestras fuerzas, éstas responden y ellos huyen. Como resultado, el pueblo queda destruido.

P.Se habla de torturas, violaciones y ejecuciones cometidas por las fuerzas federales en Chechenia, y la primera reacción de las autoridades rusas es rechazarlo todo de plano.

R.No, no. Sé que la fiscalía está trabajando en relación a esas denuncias, se ha creado un grupo de investigación. Si se pasa por alto, podemos ganarnos una guerra de guerrillas de cien años. No se debe luchar contra la población civil con métodos ilegales. Al final es peor. Ésta es la posición de Putin.

P.Usted ha dicho que apoyará a Putin en las presidenciales. Sin embargo, fue a las legislativas con Yavlinski, que es candidato a presidente. ¿Cómo explica esta situación?

R.Hice una alianza con Yavlinski para ir a las legislativas. Sobre las presidenciales no asumí ningún compromiso.

P.Se dice que Putin puede convertirse en dictador.

R.Creo que los temores de dictadura carecen de todo fundamento. No hay base para ella. Conozco bien mi país, y hoy no hay nadie capaz de restablecer la dictadura.

P.¿Putin no es autoritario?

R.Es severo, pero no autoritario. Lo conozco bien. Es un europeo moderno. Nadie duda de que hay que poner orden en el país para que las leyes funcionen igual en toda Rusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de marzo de 2000