Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CCOO y UGT afirman que el segundo día de huelga general en la construcción tuvo un seguimiento mayoritario

VIENE DE LA PÁGINA 1 Mientras, el seguimiento de la segunda y última jornada de huelga general convocada en el sector de la construcción contra la alta siniestralidad continuó siendo ayer mayoritario en el País Vasco, según aseguraron fuentes de los sindicatos convocantes, Comisiones Obreras y UGT.

Esta segunda central cifró en cerca de un 60% el porcentaje de trabajadores de la construcción que secundó ayer el paro. Los sindicatos convocantes calificaron de positiva la respuesta de los trabajadores vascos y aseguraron que la incidencia del paro era prácticamente la misma que el primer día.

Según indicaron, únicamente en algunas empresas, "en las que hubo problemas por amenazas de despido", han tenido dificultades para parar. La secretaria general de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT de Euskadi, Esther Malpartida, señaló en una nota que "las propias características del sector, que inciden en una mayor siniestralidad laboral, hacen muy difícil un seguimiento total de la huelga por parte de los trabajadores, ya que se trata de un sector con gran precariedad, temporalidad y rotación en el empleo".

Según los datos que aportó, más del 70% de personas que operan en esta actividad tiene un contrato eventual, "situación que se agrava por el fenómeno de la subcontratación en cadena, que ha convertido el sector en una auténtica jungla". En Euskadi, según recordó, los accidentes laborales habidos el pasado mes superaron en un 38,18% a los ocurridos en enero de 1999.

En Navarra, UGT y CC OO calcularon que la segunda y última jornada de paro fue secundada también ayer por un 90% de los aproximadamente 16.000 trabajadores del sector, mientras que la patronal opinó que la respuesta estuvo muy por debajo de la apuntada por los sindicatos.

Asimismo, las citadas formaciones sindicales señalaron que la huelga fue secundada casi por el 100% de los trabajadores de Pamplona, Estella, Tafalla y Tudela y que tuvo una escasa incidencia en la zona de Alsasua, la de mayor implantación del sindicato LAB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2000