Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos sindicatos ofrecen una solución mixta para ampliar el horario del metro

Dos sindicatos de Metro de Madrid proponen una fórmula mixta para lograr el consenso necesario para que la ampliación del horario de cierre del suburbano los fines de semana no suponga un grave conflicto laboral. El sindicato de Conductores y el Sindicato Libre coinciden en solicitar que sólo 300 trabajadores del suburbano prorroguen su hora de salida una hora y así reducir al mínimo el número de empleados afectados por la ampliación del horario -de 2.30 a 3.30 en fines de semana-.

El Sindicato Libre y el de Conductores suman 9 de los 31 representantes sindicales que defienden los derechos laborales de los 5.200 trabajadores de Metro. Los otros cuatro sindicatos del suburbano son UGT, CC OO, USO y Solidaridad Obrera.

Los representantes de los seis sindicatos y los de la empresa se reunieron el sábado para acercar posturas. Pero no lo lograron. El comité de trabajadores propuso que a los trabajadores que tienen que alargar una hora su salida del trabajo por la ampliación del horario los fines de semana se les pagaran 850 pesetas por esa hora, más unas 500 pesetas de plus de nocturnidad. A la empresa le pareció caro y rebajó la cantidad a 600 pesetas, más el mencionado plus. Ése fue el punto de desacuerdo que paralizó la negociación.

Pero el Sindicato de Conductores y el Libre propusieron instantes antes de que se diera por finalizada la negociación una propuesta mixta que ha quedado sobre la mesa.

Así lo explicó ayer Javier Gómez, secretario de información del Sindicato de Conductores: "En lugar de que la ampliación del horario afecte a los 2.700 trabajadores de la división de movimiento, que prolongarían su horario de trabajo en 25 minutos, proponemos que sólo sean los 300 trabajadores que acaban su turno a las dos de la madrugada los que alarguen su turno una hora más", aclaró.

Una discordia de 250 pesetas

Gómez está dispueso a aceptar las 600 pesetas por la hora de más trabajada que ofrece la empresa: "La jornada laboral de esos 300 trabajadores se alargaría hasta las nueve horas, pero por ello recibirían una compensación económica de 600 pesetas, a las que habría que sumar otras 500 de plus por nocturnidad", explicó. "Además, se les darían ocho días libres más", afirmó Gómez.

Las 250 pesetas por hora trabajada es el punto de discrepancia de empresa y trabajadores, que, sin embargo, coinciden en otros aspectos de la negociación, como la necesidad de contratar a 25 trabajadores más, aparte de los pactados en el convenio, y en dar días libres como compensación por la hora de más trabajada.

La ampliación del horario del metro los fines de semana es una medida dirigida a fomentar el uso del metro entre los jóvenes que salen de copas los fines de semana para evitar que usen el coche de vuelta a casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2000