_
_
_
_

Una filtración en radio disparó las cotizaciones de ambos grupos

La Bolsa de Madrid vivió ayer una jornada agitada. La alianza entre el BBVA y Telefónica sorprendió a los inversores, pero también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que, al menos oficialmente, se enteró de la operación por las filtraciones en la radio. Las autoridades suspendieron inmediatamente la cotización de ambos valores, diez minutos antes de recibir la notificación oficial. Pero algunos inversores ya habían aprovechado la ocasión.

Más información
FOTO SIN TITULO
Expediente de la CNMV

La sesión de ayer, en la que la Bolsa ganó al cierre un 3,07%, era una copia de las anteriores, con los valores tecnológicos en la cresta de la ola y el resto del mercado bajo el agua, incluido el BBVA. Telefónica volvía a capitanear los avances de ese selecto grupo de valores. Indra Sistemas, Terra Networks, TPI, Sogecable, Abengoa, Amper y Amadeus animaban la sesión con nuevas subidas.A las 15.03 horas, las acciones de Telefónica cotizaban a 31,11 euros, con una subida del 1,46%, al tiempo que las del BBVA se contrataban a 12,95 euros, con un descenso del 0,53%. De repente, todo cambió. Una emisora de radio anunció a las 14.30 horas que el BBVA y Telefónica habían llegado a un gran pacto, con intercambio de acciones incluido. Un cuarto de hora después, las agencias difundían la noticia. En las últimas semanas, los mercados internacionales han sido testigos de numerosas operaciones, amistosas y hostiles, que han traído consigo una importante subida de las cotizaciones. Así las cosas, por qué no hacer caso a la noticia y adquirir acciones, con la esperanza de ganancias rápidas. Tanto el BBVA como Telefónica comenzaron entonces a subir en escalada (ver gráfico).

Poco después, a las 15.24 horas se suspendía la cotización de BBVA y de Telefónica, pero para entonces las acciones de BBVA ya subían el 2,30% al haberse puesto a 13,32 euros. Telefónica cotizaba en el momento de la suspensión a 31,33 euros, con una subida del 2,18%.

La Sociedad de Bolsas, organismo rector que agrupa a las cuatro bolsas españolas y que toma las decisiones sobre los valores cotizados en el mercado continuo, anunciaba a las 16.10 horas que la cotización de Telefónica y del BVA se reanudaría a las 16.30 horas, después del habitual periodo de ajuste de 15 minutos.

Una vez reanudada la contratación, el interés del mercado por las acciones del BBVA fue muy superior al que sentían por Telefónica, por una razón evidente. Telefónica ganaba el 26,33% en el año, lo que incluye todo tipo de posibilidades, mientras que el BBVA perdía un 8% y la entrada en el sector de comunicaciones sólo podía traer buenas consecuencias sobre la cotización.

Al cierre, las acciones de Telefónica subieron el 4,17%, para cerrar en 31,94 euros, máximo histórico, y en el año ganan el 28,79%. Los títulos del BBVA terminaban a 14,02 euros, con un avance del 7,68%, y una pérdida anual del 0,85%. El BSCH, por el contrario, perdió más de un 5%. En Wall Street, el BBVA ganó un 10,78% y Telefónica un 0,27%. Otra sociedad del grupo Telefónica, TPI, empujada por rumores de fusión con la sociedad de las páginas amarillas italianas (Seat) necesitó una ampliación extraordinaria (al 25%) del margen de fluctuación por el estrangulamiento de la contratación. Más de 200.000 títulos a la compra y apenas 800 a la venta forzaron la interrupción de la contratación. Las acciones de TPI terminaron con una subida del 26,39%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_