Prodi defiende su gestión y la ampliación de la UE al Este

Romano Prodi defendió ayer con ardor sus seis meses de gestión al frente de la presidencia de la Comisión Europea y se consideró a sí mismo el líder de "un equipo de campeones", en referencia al conjunto del Colegio de Comisarios. Prodi lanzó un dramático llamamiento en defensa de una ampliación de la UE, que cada vez parece más cuestionada por las opiniones públicas, y anunció un Libro Blanco para debatir lo que definió como "nuevas formas de Gobierno".El político italiano atajó las cada vez más crecientes críticas hacia su gestión. Más brillante en la forma que convincente en el fondo de sus argumentos, defendió sus posiciones en los asuntos más polémicos de su mandato, desde la propuesta de fijar una fecha para acabar las negociaciones de ampliación hasta la invitación al líder libio Muammar el Gaddafi o la reforma de la Comisión.

Prodi hizo un llamamiento en defensa de la ampliación, una operación que consideró "un deber político y moral" y una "prioridad superior" en los próximos cinco años al frente de la Comisión. Su voz contrasta con el creciente escepticismo que rodea a la ampliación, aumentado en los últimos días con el estallido de la crisis austriaca y la llegada al poder de la derecha populista de Jörg Haider.

El presidente de la Comisión defendió la fortaleza del euro, a pesar de su permanente caída frente al dólar. Abogó también por una nueva forma de gobernar Europa que tenga más en cuenta las preocupaciones de los ciudadanos en materias como medio ambiente, seguridad alimentaria, derechos del consumidor o justicia y seguridad. Y se comprometió a compilar esa nueva filosofía en un Libro Blanco que deberá ser analizado en paralelo a los trabajos de la próxima Conferencia Intergubernamental.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS