Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos magrebíes en Martorell tras enfrentarse a la Guardia Civil

Una pelea callejera entre ciudadanos de origen magrebí en Martorell (Baix Llobregat) derivó el lunes por la noche en un enfrentamiento entre los inmigrantes y los agentes de la Guardia Civil que acudieron a separarlos. La pelea se saldó con dos de los norteafricanos detenidos y cuatro agentes del instituto armado con heridas de carácter leve.

Los dos detenidos son Abdelatif C., de origen marroquí y de 24 años de edad, y Mohamed N., de nacionalidad argelina y cuya edad no ha trascendido. Ambos magrebíes carecían de documentación en regla. Los dos arrestados, que han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Martorell, están acusados de desobediencia y resistencia a la autoridad, insultos, amenazas y alteración del orden público, entre otros delitos relacionados directamente con la pelea y con su detención.El enfrentamiento se produjo el pasado lunes entre las 20.30 y las 21.00 horas de la noche. Un grupo numeroso de inmigrantes se encontraba discutiendo a esa hora en una calle de Martorell situada en una zona frecuentada por los muchos magrebíes que, atraídos por el abundante trabajo en el sector de la construcción y en el campo, se han asentado en esta población y en otras del Baix Llobregat a lo largo de los últimos años. La acalorada discusión, en la que algunos de los participantes ya habían llegado a las manos, fue presenciada por los ocupantes de un coche de la Guardia Civil que pasaba por allí en aquel momento. Los agentes, según la versión del incidente que ofreció el instituto armado, se detuvieron y se acercaron al grupo con la intención de detener la bronca. Uno de los guardias vio en el suelo a Abdelatif C., y cuando se acercó a él para interesarse por su estado, el inmigrante se incorporó y empezó a agredirle.

Inmediatamente, el resto del grupo olvidó sus rencillas y dirigió su agresividad contra los agentes. Se inició entonces una nueva pelea con puñetazos y salivazos incluidos. Los guardias consiguieron llamar por radio para solicitar refuerzos; al poco rato se presentó otro coche de la Guardia Civil con más agentes y consiguieron reducir a los agresores. Cuatro guardias, sin embargo, sufrieron algunos moretones y magulladuras como consecuencia de los golpes.

Aunque, según algunas versiones facilitadas en un principio, la pelea pudo tener su origen en algún contencioso sobre tráfico de drogas, la Guardia Civil no confirmó este extremo. Hace unos días, otros dos magrebíes, uno de los cuales regentaba un bar frecuentado por inmigrantes, fueron detenidos en Martorell acusados de un delito de tráfico de estupefacientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2000

Más información

  • Los agentes acudieron a sofocar una pelea entre inmigrantes