Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segunda denuncia contra la empresa que soterra las vías del tren en Cádiz Una máquina corta la red de fibra óptica de una empresa

La empresa de telecomunicaciones ONO informó ayer de que tomará medidas legales y reclamará daños y perjuicios a la Unión Temporal de Empresas (UTE) que ejecuta las obras del soterramiento de las vías del tren a su paso por Cádiz. La causa: estas obras dejaron sin servicio de telefonía y televisión por cable a casi 3.000 abonados de esta firma el pasado viernes. Se trata de la segunda denuncia que acumula esta importante infraestructura que supervisa el Ministerio de Fomento.

Las obras para enterrar las vías del tren a su paso por Cádiz siguen originando, con este nuevo incidente, molestias y problemas en la vida cotidiana y diaria de distintos colectivos, asociaciones y vecinos de la capital gaditana. El nuevo episodio ocurrió el viernes por la tarde cuando una máquina zanjadora de la UTE cortó accidentalmente la conducción principal de la red de fibra óptica que ONO tiene instalada a la altura de la Zona Franca de Cádiz.Esta rotura dejó sin el servicio contratado de televisión por cable y telefonía a casi 3.000 abonados del Paseo Marítimo, la avenida de Portugal, la plaza de San José, María Auxiliadora, el barrio de La Laguna, los alrededores del Hospital Puerta del Mar y la Barriada de Loreto. Los clientes de esta compañía sufrieron los efectos de esta avería imprevista durante más de seis horas, de 18:00 a 00:10 horas, cuando se recuperó el servicio de telefonía. La televisión por cable quedó restablecida a las 00:40 horas gracias a la intervención de un equipo de emergencia de ONO.

Es la segunda denuncia desde que comenzaron las obras del soterramiento. El Ministerio de Defensa se personó la semana pasada en el juzgado de guardia de Cádiz para denunciar que la empresa responsable de las obras había ocupado, sin permiso previo, terrenos militares.

A estas dos demandas hay que sumar las quejas de las asociaciones de padres de alumnos y de los profesores de los colegios de primaria e institutos de La Inmaculada, Fuerte de Cortadura y Tierno Galván, además de los responsables de la lonja agrícola; también la asociación de vecinos de la zona de Cortadura y de la barriada de La Laguna, que han sufrido dos cortes de agua y uno de luz desde que comenzaron las obras hace cuatro meses, han expresado su malestar.

El concejal del grupo municipal socialista-progresista, Juan Ortuño, calificó el incidente de "enorme gravedad", al tiempo que solicitó a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, que adopte medidas para que no vuelvan a ocurrir estos incidentes. "La responsabilidad de lo que ocurre en las obras del soterramiento la tiene la señora Martínez, que se muestra impotente para coordinar y controlar la obra con sus reiteradas ausencias de la ciudad", criticó Ortuño, quien acusó al gobierno local del Partido Popular de "falta de dedicación, dejadez y descoordinación". "Exigimos que el equipo de gobierno trabaje para que esta obra no se convierta en una chapuza que rompa la ciudad por donde pase", añadió Ortuño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 2000