Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vidal-Quadras y Juaristi ofrecen en un hotel barcelonés las conferencias que les boicotearon en la universidad

El escritor vasco Jon Juaristi y el eurodiputado catalán del PP Aleix Vidal-Quadras dieron ayer en un hotel las conferencias que en diciembre no pudieron dictar en la Universidad de Barcelona porque se lo impidió violentamente un grupo de estudiantes independentistas. Juaristi explicó que el nacionalismo vasco ha sido y es racista y que en Euskadi el bloque nacionalista se ha convertido en "un frente nacional opuesto a la democracia". Vidal-Quadras afirmó que hay que luchar sin cuartel contra el nacionalismo como el liberalismo luchó contra el comunismo y lo derrotó.El acto, organizado por la asociación Profesores para la Democracia, no defraudó a los asistentes. El centenar escaso de personas que el 16 de diciembre no pudieron oír las conferencias de Juaristi y Vidal-Quadras se habían convertido ayer en casi un millar. Y lo que hubiera sido, probablemente, una charla amistosa en un recinto universitario fue ayer un cálido y multitudinario mitin en favor de la libertad de expresión, presidido por el grafismo de la máscara de teatro con la boca tapada.

Asistieron muy pocos políticos, entre ellos los dirigentes de Ágora, una corriente interna del PSC, Francisco Parras y Justo Domínguez, y Julio Villacorta, también socialista, uno de los dirigentes del Foro Babel. Pero un telegrama de Felipe González se encargó de recordar que se trataba de un acontecimiento de intensa significación. "La palabra es nuestra única arma de defensa de las libertades y quienes nos privan de ella nos están privando de la libertad, de la convivencia y de la paz. Defendamos la palabra".

Fue un acto en favor de la libertad de expresión y contra el nacionalismo, en particular el vasco y el catalán. El tono lo dio un telegrama del filósofo vasco Fernando Savater que leyó la presentadora: "Los nacionalismos son siempre reaccionarios y excluyentes".

Juaristi explicó que "el único proyecto del nacionalismo vasco es construir una raza" y que ese cometido "no hay otra forma de llevarlo a cabo que enfrentándose a otra supuesta raza, en este caso la española".

Vidal-Quadras denunció a los intelectuales que justifican los "nacionalismos centrífugos", en particular a los que pretenden "situar en el mismo plano a Josu Ternera y a Jaime Mayor Oreja".

Al estrado subieron, además de los conferenciantes, los que habían intervenido también en las sesiones del ciclo: la periodista yugoslava Mira Milosevic, los también periodistas Iván Tubau y Arcadi Espada, el catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras y el escritor Carlos Martínez Gorriarán. Mandaron también telegramas el Foro Babel, Manuel Jiménez de Parga, Ana María Matute, Javier Nart, Albert Boadella, Eugenio Trias y Fernando García de Gortázar, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 2000