Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nacionalistas critican en Álava el acuerdo fiscal que negociaron desde el Gobierno vasco

/ Bilbao Los grupos nacionalistas (PNV, EA y EH) en la Juntas de Álava se distanciaron ayer de los acuerdos alcanzados en la comisión mixta del Cupo que certificó la paz fiscal entre las administraciones vascas y central. La decisión de PNV y EA choca con la postura mantenida por estos partidos tanto en los otros dos territorios históricos como en el Gobierno vasco. La aprobación el martes por las diputaciones de los proyectos de norma foral que modifican los incentivos fiscales llevó ayer a la Administración del Estado a cumplir su parte del acuerdo y retirar del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco sus recursos, entre ellos el planteado contra las vacaciones fiscales, que permitirá desactivar la cuestión prejudicial (consulta) que está debatiendo el Tribunal de Luxemburgo.

Los nacionalistas alaveses coincidieron en criticar la fragilidad de un acuerdo "provisional", que tiene como horizonte el nuevo Concierto y expusieron su temor de que Madrid impondrá sus criterios a partir de ahora por el control que puede ejercer sobre la comisión que evaluará y realizará un seguimiento de las normativas fiscales. Esta doctrina choca frontalmente con la expresada por los diputados de Hacienda peneuvistas de Vizcaya, Javier Urizarbarrena, y Guipúzcoa, Antton Marquett, que expresaron que el pacto no cercenaba en nada la soberanía fiscal vasca.La comisión de Hacienda de las Juntas Generales, en la que comparecía el diputado general, Ramón Rabanera, para explicar los términos del denominado pacto fiscal suscrito el pasado 18 de enero, sirvió para que los tres nacionalistas manifestaran sus reticencias sobre este acuerdo que negoció el Gobierno a través de su vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia.

"Inseguridad jurídica"

Los portavoces de PNV, EA y EH coincidieron ayer en que el acuerdo firmado entre las administraciones central, autonómica y foral, genera una importante "inseguridad jurídica" al haberse cambiado la normativa fiscal recurrida, y crea una Comisión de Evaluación mixta para el seguimiento de las normativas fiscales que consideran ofrece pocas garantías de imparcialidad dada la coincidencia política entre el Ejecutivo de Madrid y la Diputación alavesa, gobernada por el PP.

Rabanera señaló que el acuerdo pondrá fin "a la presión ejercida por la Comisión Europea contra medidas fiscales de nuestro territorio", al tiempo que elimina "la sensación de inseguridad que afectaba notablemente a nuestras empresas".

Los nacionalistas subrayaron que los términos del acuerdo benefician a Madrid con vistas a la próxima negociación del Concierto Económico. El 31 de diciembre de 2001 finaliza el vigente Concierto.

Ayer también se empezaban a notar los resultados del acuerdo. En el registro del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco entró el escrito de la Administración central solicitando el "desistimiento" de los recursos planteados contra las Medidas fiscales urgentes de apoyo a la inversión e impulso de la actividad económica de 1993 y 1994, también conocidas como vacaciones fiscales. El procedimiento a seguir una vez recibido la solicitud de desistimiento, según fuentes del tribunal, consiste en que la Sala de lo Contencioso Administrativo dará cuenta de ella a las partes personadas (diputaciones, Gobierno vasco, recurrentes desde otras comunidades autónomas, etcétera), que dispondrán de un plazo de cinco días para presentar las alegaciones que consideren oportunas..

Apoyos en Bruselas

La patronal vasca, Confebask, buscó ayer en Bruselas el apoyo de los comisarios españoles, Loyola de Palacio y Pedro Solbes, para conseguir que la Comisión Europea archive el expediente general de infracción abierto en Bruselas contra los incentivos fiscales vascos (minivaciones fiscales y crédito del 45% a inversiones de más de 2.500 millones de pesetas), informa Sandro Pozzi. Los empresarios vascos consideran que con el acuerdo alcanzado entre las administraciones central y vascas el procedimiento debe ser archivado. La Comisión mantiene abiertas las investigaciones sobre los regímenes fiscales porque considera que durante el tiempo que estuvieron en vigor beneficiaron a decenas de empresas , además de a Daewoo y Ramondin. Los responsables de Confebask tienen previsto hacer otro viaje a Bruselas para entrevistarse con el comisario de Competencia, Mario Monti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de febrero de 2000

Más información

  • El Estado retira los recursos que dieron lugar a la causa abierta en el Tribunal de Luxemburgo