Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

Rato dice que el pacto PSOE-IU supondría menos puestos de trabajo

El vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, responsable de la política económica del PP, descalificó ayer el pacto "a la francesa" ofrecido por el PSOE a Izquierda Unida poniendo en cuestión la gestión del Ejecutivo francés que dirige el socialista Lionel Jospin. Rato vaticinó que esa alianza de progreso "produciría los mismos efectos que en Francia, es decir menos empleo y más impuestos". Rato aseguró que el PSOE defiende posiciones y programas distintos y hasta "contradictorios".

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda afirmó que si una coalición entre el PSOE e IU gobernase España, subirían los impuestos y se crearían menos puestos de trabajo que con el Partido Popular. Rato matizó luego, al haber señalado que en España ocurriría lo mismo que en Francia, que no quería "inmiscuirse" en políticas de otros países, pero remachó que el PSOE defiende, por momentos, posiciones y programas distintos y hasta contradictorios: "La semana pasada eran los independentistas, ésta IU y la que viene no sabemos muy bien si serán los tres tenores los que dominarán la oferta del señor Almunia".En unas declaraciones efectuadas después de reunirse con la junta directiva de la CEOE, Rato manifestó que los socialistas parecen tener cada semana una propuesta distinta y emplazó al candidato del PSOE, Joaquín Almunia, a que explique con claridad cuál será su política económica si gana las elecciones.

"Puesto que vivimos en un país libre, lo bueno es que la gente sepa lo que cada cual ofrece. La semana que viene seguro que tenemos otra oferta distinta, y será muy interesante comprobar cuántos programas electorales y cuántas ofertas está dispuesto a hacer el Partido Socialista, contradictorias unas con las otras", dijo Rodrigo Rato.

El jefe de la campaña del presidente José María Aznar, Mariano Rajoy, profundizó algo más en esa estrategia del PP de relacionar a Almunia con IU y la radicalidad. Rajoy comentó que muchos planteamientos del PSOE e IU son diferentes "en temas fundamentales" y concluyó que los "bandazos" hacia la izquierda y la derecha que supuestamente dan los socialistas "no son el mejor procedimiento para garantizar el futuro de España".

El ministro portavoz del Gobierno, Josep Piqué, aclaró que en el PP "no existe ningún temor" ante esta hipotética colaboración de la izquierda y repitió la trayectoria que los populares han reconstruido de Almunia como un candidato perdedor por su fracaso en las elecciones primarias del PSOE. Piqué enfatizó, como prueba de esa extraña alianza entre el PSOE e IU que "no casa con las ideas del siglo XXI", que ayer mismo el candidato de esta formación, Francisco Frutos, había comentado "que el mundo era mejor con la Unión Soviética y el muro de Berlín".

A su vez, el secretario general del PP, Javier Arenas, recogió ayer en Sevilla los mensajes de su partido para despreciar la iniciativa de Almunia como "un lío, un barullo y un guirigay".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2000

Más información

  • El ministro afirma que los socialistas plantean programas contradictorios