Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESOS

La Policía pide permiso al juez para tomar muestras de ADN a la madre de Anglés

El Cuerpo Nacional de Policía solicitó la pasada semana autorización judicial para tomar muestras genéticas a Neusa Martins, la madre de Antonio Anglés, el acusado de asesinar a las tres niñas de Alcàsser que se esfumó el 23 de marzo de 1993.Los investigadores quieren cotejar el ADN de la madre de Anglés con los datos genéticos que les remitió a Madrid la pasada semana la policía irlandesa. Unos datos procedentes de los restos mortales hallados "hace aproximadamente dos meses en el puerto de Dublín", según dijo ayer en Valencia el director general de la Policía, Juan Cotino. La revista Interviú precisó que se trata de una calavera y unos pocos huesos de un varón adulto que, en opinión de los forenses irlandeses, pudo fallecer en 1993.

Cotino explicó que el hecho de que estos huesos "no estén identificados" y no pertenezcan a ninguna otra persona desaparecida les llevó a plantear "como hipótesis de trabajo" la posibilidad de que pertenecieran a Anglés, uno de los fugitivos más buscados del mundo. Porque "desde su desaparición", señaló, "una de las hipótesis policiales con más consistencia era la posibilidad de que desapareciera en Irlanda". La policía cree que el fugitivo embarcó en Lisboa en un barco que se dirigía a Irlanda

El director general confirmó que, en la reunión que mantuvo el pasado verano en Irlanda con los responsables policiales de este país, las averiguaciones sobre el paradero de Anglés eran uno de los principales asuntos que llevaban en el orden del día.

Sin embargo, Cotino se mostró muy prudente: "Hoy por hoy no se puede decir si [los restos hallados en Irlanda] son o no de Anglés" y dijo que "hacen falta unas investigaciones que llevarán un tiempo bastante largo y prolongado" para saberlo.

Al preguntarle si no disponían ya, desde el juicio del caso Alcàsser, de los datos genéticos de Neusa Martins, un portavoz policial dijo que no. Por ello, han solicitado al juzgado de Alzira encargado del caso la autorización para tomarle muestras del ADN. La policía espera que este permiso llegue hoy o mañana, y que puedan remitir los datos genéticos a Madrid esta misma semana para cotejarlos con los que envió la policía irlandesa.

Por otra parte, la Policía presentó ayer en Valencia el programa "pionero en España" de atención médica y social a los toxicómanos detenidos. Un colectivo que comete, en palabras de Cotino, el 80% de los delitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de enero de 2000