La Universidad estudia el impacto del puerto de la playa de la Grava de Xàbia

La Universidad de Alicante está elaborando un dictamen sobre las consecuencias medioambientales de construir un puerto deportivo en la playa de la Grava y la repercusión que crear nuevos amarres puede tener sobre el modelo urbano, turístico y residencial de Xàbia. El concejal de Medio Ambiente de la localidad, Josep Segarra, presentó esta semana el plan del estudio, que ya han iniciado los departamentos de Biología Marina y de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante. El edil recordó que el pleno del Ayuntamiento rechazó en diciembre la instalación de un puerto deportivo de 468 amarres en la playa de la Grava y aseguró que el estudio fundamentará la oposición municipal a ese proyecto. Además, avanzó que el dictamen de la Universidad responde a un "enfoque pluridisciplinar e integrador". "Es éste un diagnóstico que entiende el concepto ambiental en su sentido más amplio: territorial-paisajístico, ecológico, económico y social", sintetiza Segarra.Aunque el informe se basa en el proyecto de la mercantil Fesánchez, SL, para construir un puerto deportivo en la Grava, cuya concesión tramita Obras Públicas pese a la oposición del Ayuntamiento, sus conclusiones se podrán extrapolar a todo el litoral del núcleo urbano de Duanes de la Mar de Xàbia.

De hecho, el plan de trabajo fija su área de estudio de impacto ambiental sobre un radio de un kilómetro a partir de la zona directamente afectada por la instalación náutica propuesta. Las inmersiones darán una idea de los efectos que sobre el medio marino y la riqueza biológica de este tramo litoral puede ocasionar la construcción de un nuevo puerto deportivo.

Además, el plan de trabajo define como uno de los objetivos principales del estudio sondear la opinión de la población sobre la ordenación de la fachada litoral y la necesidad real de amarres, "y, secundariamente, sobre la implantación del puerto deportivo". La Universidad también advierte de la importancia de confirmar si existe realmente una relación directa entre incremento de oferta de amarres deportivos y atracción de un turismo de calidad.

El concejal de Medio Ambiente puso el acento en esta última cuestión. Segarra afirmó que el concepto de turismo de calidad "habitualmente se emplea de forma sesgada" al designarse con él sólo al visitante que "aporta mayor nivel de gasto diario". Segarra puntualizó que en la definición de turismo de calidad entran otras variables importantes, "como el respeto al medio ambiente, la racionalidad en la utilización de los recursos, la frecuencia y el modo de utilización de los servicios o el nivel de concienciación social de la población turística".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50