Vecinos bilbaínos censuran que una autovía destruye zonas verdes

La Asociación de Familias del barrio bilbaíno de Otxarkoaga censuró ayer que las obras de la Variante Este -una de las tres nuevas autovías de acceso a la capital que estará disponible en primavera- están destruyendo zonas verdes y urbanizadas. Este proyecto, al que la asociación lleva cinco años oponiéndose, fue anulado en mayo pasado por el Tribunal Superior vasco y está pendiente la decisión que adopte el Supremo, instancia a la que recurrió la Diputación vizcaína.Los vecinos aseguraron que los trabajos han destruido una zona "urbanizada en 1997 por el Ayuntamiento con un coste de 96 millones de pesetas". "Además, están invadiendo espacios no expropiados, apurando al máximo las medidas y ocupando espacios inmediatos a los edificios", aseguran.

La Asociación de Otxarkoaga achaca los retrasos de una obra que cumplirá los tres años y medio de ejecución y ya fue paralizada siete meses por el Tribunal Superior "a un proyecto mal redactado, la incompetente dirección técnica de la Diputación y la mala ejecución de la empresa adjudicataria". Los vecinos preven que el Supremo ratificará la anulación del proyecto, lo que obligaría a pagar miles de millones en indemnizaciones, por lo que instan a la Diputación a acatar la sentencia judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50