La Vital no tendrá que explicar su política de vivienda en las Juntas

Las Juntas Generales de Álava rechazaron ayer la petición formulada por Euskal Herritarrok para que el diputado general, el popular Ramón Rabanera, y el presidente de la Caja Vital, Juan María Urdangarin, acudiesen a la Cámara foral para explicar diferentes aspectos sobre la política de vivienda que sigue la entidad bancaria. La solicitud de comparecencia fue derrotada gracias a la suma de los votos del Partido Popular, los socialistas y el PNV.Pese a ello, el PP y el PSE expresaron la semana pasada sus sospechas de que la Caja Vital está cobrando sobreprecios a los compradores de viviendas tasadas en el polígono de Lakua de Vitoria. Este polígono fue objeto de un convenio entre el anterior alcalde, José Ángel Cuerda, y la entidad financiera, por el que ésta se comprometía a vender 400 pisos a un precio de 25 millones de pesetas. Según, estos partidos la Caja los está vendiendo a 32 aduciendo que cada vivienda se vende con un trastero.

En el caso de la comparecencia de Ramón Rabanera, los tres partidos citados coincidieron al indicar que en el curso del último mes las circunstancias han cambiado en torno a la Caja Vital. Durante este periodo, la Diputación alavesa ha relevado a los anteriores consejeros en la Asamblea de la Caja Vital tras el acuerdo alcanzado por el Partido Popular con los socialistas.

En cuanto a la presencia de Juan María Urdangarin, los representantes populares, socialistas y peneuvistas resaltaron que, aunque son partidarios de que el presidente de la entidad de ahorro ofrezca explicaciones, el lugar idóneo para que comparezca es ante la Asamblea de la caja.

Sin embargo, el procurador de Euskal Herritarrok Iñaki Usategi justificó su propuesta señalando que "algunos partidos han dicho que hay dinero negro", en alusión a la construcción de las viviendas de protección oficial construidas en el polígono de Lakuabizkarra 4. "Hay razones", añadió, "para solicitar la comparecencia de Urdangarin".

Cambio de consejeros

El cambio de consejeros en la Asamblea de la Caja Vital impulsado por populares y socialistas, que van a copar todos los puestos de representación a los que tienen derecho la Diputación y el Ayuntamiento de Vitoria en detrimento del resto de partidos, estuvo también presente durante el debate. Para el juntero Manuel Ibarrondo, de EA, populares y socialistas "se han saltado los acuerdos de la propia Cámara foral", mientras que EH calificó de "muy grave" el acuerdo porque margina a los nacionalistas.

La Asamblea está integrada por 100 representantes, de los que 22 corresponden a partes iguales al Ayuntamiento y a la Diputación Foral. En la actualidad, el Ayuntamiento aporta 11 representantes (4 del PNV, 2 del PP, 2 de UA, 2 del PSE y 1 de IU) y la Diputación otros 11 (6 del PNV, 2 del PP, 1 PSE, 1 EA y 1 Grupo Mixto).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de enero de 2000.