Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cèsar Martinell, arquitecto

Proveniente de una familia vinculada al mundo de la construcción, Cèsar Martinell Brunet (Valls, 1888-Barcelona1973) pronto tomó la determinación de dedicarse a la arquitectura. En la Escuela de Arquitectura recibió clases de Domènech i Montaner y, antes de acabar sus estudios, ya estaba relacionado con el círculo de arquitectos que rodeaba a Gaudí. Su arquitectura, sin embargo, no sigue exclusivamente las pautas de sus maestros. Sus numerosos proyectos marcan el tránsito del modernismo hacia un carácter decididamente noucentista. La multitud de influencias y enseñanzas que recibió hizo de su obra un todo lleno de partes diferenciadas. Si en la arquitectura agraria se decantó por las influencias modernistas, en la pública se mostró influenciado por los postulados noucentistas.La exposición Cesar Martinell i Brunet: entre el modernisme i el noucentisme, que hasta el 13 de febrero se puede visitar en el Antic Celler de Can Fatjò del Molí (Parc Tecnològic del Vallès), en Cerdanyola del Vallès, permite contemplar la heterogeneidad del trabajo de Martinell, cuyo momento profesional más intenso, tanto en cantidad como en calidad, tuvo lugar entre 1918 y 1922, años en los que fue prolijo en la construcción de bodegas, molinos de aceite, almacenes y fábricas, entre las que figuran, por ejemplo, las bogegas del licor Calysay en Arenys de Mar. La exposición, producida por la Fundació La Caixa, ha sido comisariada por Luís Cuspinera y Raquel Lacuesta.- J. V.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 2000