Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal israelí acusa a un magnate de la prensa en un caso de asesinato

Ofer Nimrodi, uno de los grandes magnates de la prensa israelí, propietario del rotativo Maariv, fue acusado ayer de haber planeado y ordenado el asesinato de un detective privado de Tel Aviv, que meses atrás había declarado contra él en una causa en la que se le condenó por la colocación de micrófonos en dos periódicos de la competencia. Nimrodi, que es a la vez el heredero de uno de los imperios económicos más importantes del país, habría ofrecido a un sicario medio millón de dólares para asesinar a este detective.El juzgado que instruye la causa contra Nimrodi ha decidido en principio retirar otras dos acusaciones, según las cuales el magnate de la prensa habría planeado el asesinato de dos directores de dos periódicos de la competencia; Yediot Aharonot y Harezt.

Por otra parte, un juzgado de Tel Aviv convocó ayer por octava ocasión a Sarah Netanyahu, la esposa del ex primer ministro Benjamín Netanyahu, para que declare en una causa que se sigue contra el matrimonio por supuesta corrupción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de diciembre de 1999