Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arganda vende parte de un solar para pagar obras del anterior equipo del PP

El Ayuntamiento de Arganda, gobernado por una coalición de izquierda, aprobó ayer la venta de los derechos sobre una parcela para hacer frente a unos pagarés por valor de 400 millones que vencen el próximo enero. Este compromiso corresponde a unas obras encargadas "a última hora" por el anterior equipo del PP.

La operación urbanística aprobada ayer por el pleno de Arganda supone que el Ayuntamiento ha tenido que revender el 20% del suelo que le pertenecía dentro del aprovechamiento municipal a la junta de compensación propietaria de dos parcelas donde se construirán 900 viviendas, "para no endeudar al Ayuntamiento con más créditos", según afirma el alcalde, Pedro Díez, que encabeza una coalición de PSOE-Progesistas con IU.Las obras, que se deben pagar a primeros de enero, corresponden a trabajos encargados y realizados mientras el Partido Popular gobernó el municipio en la legislatura anterior. Según consta en los archivos de la hacienda municipal, los pagarés fueron firmados por el equipo del popular Ginéz López el pasado 2 de julio, es decir, un día antes de abandonar el Ayuntamiento, tras perder las elecciones, según resalta Díez. López es hoy director general de Administración Local de la Comunidad de Madrid.

El importe total de las obras fue cargado a la empresa de Fomento de Arganda y entre ellas figuran la finalización del Centro Cultural Pilar Miró, la construcción de varias glorietas para regular el tráfico y el asfaltado de varias calles. Díez afirma que fueron realizadas e inauguradas "a última hora, durante la campaña electoral".

La situación económica que atraviesa el Ayuntamiento de Arganda es preocupante, según el alcalde y el concejal de Hacienda, Irenio Vara. Ambos explicaron que recopilando la información sobre los cuatro años de gestion del PP "para preparar los presupuestos de este año" descubrieron que los populares no habían abonado a la Comunidad su parte en el reparto del impuesto de actividades económicas correspondiente a los años 1996, 1997 y 1998, y que "tampoco" se pagó la sanción de cinco millones impuesta por infringir el Reglamento Taurino en 1997. "Esos impagos han supuesto que la Comunidad se los cobre a la hora de conceder la subvenciones y que, en lugar de recibir más de 80 millones sólo hayamos recibido nueve", asegura el regidor.

Esta situación y las deudas a los proveedores sitúa al municipio con una deuda acumulada de 6.000 millones de pesetas y un nivel de endeudamiento que está "al limite" permitido por la Ley de Haciendas Locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de diciembre de 1999

Más información

  • El alcalde señala que los gastos fueron hechos en campaña electoral