El conflicto del naval de Gijón causa otros cinco heridos leves

Gijón volvió a sufrir ayer la segunda jornada consecutiva de conflicto en sus astilleros, que se saldó de nuevo con otros cinco heridos leves, cuatro trabajadores y un policía. Los disturbios crearon una situación de caos circulatorio en el centro de la ciudad, y daños materiales a coches y oficinas bancarias. Los trabajadores de Juliana Constructora tomaron la calle para exigir ayudas, pero también para expresar su rechazo a una posible fusión de este astillero público con el privado Naval Gijón (Nagisa). El miércoles, el consejo de administración de la sociedad estatal Astilleros Españoles, grupo propietario de Juliana, podría transferir a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) su participación de control en el astillero público gijonés, lo que los sindicatos interpretan como un trámite previo para su venta a Nagisa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de diciembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50