Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NUEVA SITUACIÓN EN EUSKADI

Anasagasti confirma que no votarán el Presupuesto y considera "rota toda relación política" con el PP

El PNV no apoyará los Presupuestos Generales del Estado del año 2000 ni, "bajo ningún concepto", las enmiendas introducidas por el PP en el Senado a la reforma de la Ley de Extranjería, y actuará a partir de ahora "como si no existiera ningún compromiso con el Grupo Popular", según afirmó ayer en Durango (Vizcaya) el diputado del Grupo Vasco Joxe Joan González de Txabarri. Esta decisión fue ratificada poco después por el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, quien acusó al PP de no haber dejado otra opción a su partido.El desmarque del PNV -cuyos cinco escaños no son imprescindibles para aprobar los Pre-supuestos- tiene su origen en las declaraciones del presidente del Gobierno, José María Aznar, que el pasado lunes comparó la oferta soberanista que el partido que lidera Xabier Arzalluz ha hecho a HB con las cesiones de Francia y Gran Bretaña a Hitler antes de la Segunda Guerra Mundial y afirmó que "resulta asombroso" que los partidos nacionalistas "pretendan estar más cerca de la Europa de Kosovo, que representa la exclusión, la intolerancia y la limpieza étnica, que de la Europa del euro, la de la integración y la pluralidad". González de Txabarri considera que con estas palabras Aznar "ha roto toda relación política" con su partido, aunque han servido para que se haya "quitado la careta" descubriendo su posición de "muy extrema derecha".

Crítica feroz

"Son unas declaraciones muy poco institucionales, un salto cualitativo en la postura del Partido Popular y del Gobierno y tendrán la justa respuesta parlamentaria, porque en política las palabras son las que marcan los ritmos y hay líneas que ni siquiera el presidente del Gobierno debiera atravesar", afirmó el diputado nacionalista tras anunciar que el PNV no apoyará ni los Presupuestos ni las enmiendas del PP a la aprobación de la Ley de Extranjería.

En el mismo sentido se manifestó Iñaki Anasagasti, quien aseguró "que no hemos sido nosotros quienes hemos tomado la decisión, sino Aznar, quien con una condena tan directa y feroz hacia el PNV, ha roto las relaciones políticas y humanas". "Cuando se actúa de esta manera tan feroz", añadió Anasagasti, no se puede mantener un pacto de colaboración política "a no ser que alguien piense que somos masoquistas". Según el portavoz parlamentario del PNV, no se puede tolerar una condena al PNV con semejante virulencia y a la semana siguiente votar a favor de los Presupuestos.

PP y PNV, que habían pactado recientemente el traspaso de competencias de la autopista Bilbao-Behobia, mantenían negociaciones, hasta fechas recientes, con el objetivo de llegar a acuerdos sobre los Presupuestos. En este sentido, Anasagasti explicó que su partido hubiera deseado prestar su apoyo a las cuentas del Estado, por entender que se había llegado a una "buena negociación".

Los diputados del PNV también manifestaron su agradecimiento hacia CiU por el apoyo que les ha prestado ante las críticas de Aznar, ya que según González de Txabarri, "incluso cuando hay un tufillo electoral es importante que cada cual mantenga sus posiciones y hemos podido ver a un PP ubicado en la extrema derecha y a CiU, el PNV y otros en el clásico bloque parlamentario democrático".

El diputado nacionalista también afirmó que ha quedado claro que en política de pacificación, Aznar y el PP no hacen caso a nadie, ni al PNV, ni a los catalanes, ni al PSOE, ni a Izquierda Unida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1999