Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ÁLKISTIS PROTOPSALTI - CANTANTE

"La música griega es tan apasionada como la española"

Lleva casi 25 años cantando y tiene ya 33 discos grabados, pero la veterana Álkistis Protopsalti nunca ha actuado en España. Lo hará esta noche en el Palacio de Congresos de Madrid (paseo de la Castellana), y el sábado en Oviedo (palacio Príncipe Felipe), con un repertorio basado en San ifestio pou xipná (Como el despertar de un volcán), su reciente doble disco, que ha conseguido el platino en su país, y con canciones de compositores como Mikis Theodorakis y Manos Hatzidakis. "Con la emoción y la experiencia, que es como el viejo vino, voy a intentar emborrachar a los españoles", dice riéndose.La música de Grecia irrumpe ahora en España. El sello discográfico Resistencia, empeñado en dar a conocer la música helénica, prepara un catálogo con doscientas referencias y un disco doble, Grecia: de Oriente a Occidente, que recopila 43 canciones de artistas como Eleftheria Arvanitaki, Haris Alexíou, Savina Yannatou, María Farandouri o la propia Protopsalti. "No sé cuál es la razón de que no se haya escuchado nuestra música hasta hoy, porque el temperamento español es muy parecido al griego. El idioma es sonoro y las dos músicas son apasionadas", dice Protopsalti.

Música y deporte

Álkistis Protopsalti nació en Alejandría (Egipto), de padres griegos; su primer elepé, Tetralogía, data de 1975. La música acabó venciendo al deporte, "por una estrofa o un cuerpo de diferencia", asegura con una carcajada la mujer que logró el récord nacional de los 100 metros lisos femeninos: "Nunca he fumado ni bebido. Cuido mucho mis cuerdas vocales porque es el único material con el que cuento. Para mí, la escena es la competición más difícil. Exige estar en forma y tener la mente limpia. Todos los sentidos deben funcionar al mil por ciento".

En 1991, Protopsalti grabó con el serbio Goran Bregovic el disco Parathechtika (Lo he reconocido). "Fueron once meses maravillosos. Iba de Atenas a Belgrado, Sarajevo y Skopie, y vuelta a empezar".

"He vivido con los gitanos momentos que sólo conocía por las películas de Kusturica", añade. "Lo que más me conmovió de ellos es que saben cantar cada faceta de la vida. No importa que sea un entierro, un nacimiento, el amor o cuando un joven se va al servicio militar".

Los conciertos de presentación de San ifestio pou xipná, que dio durante un mes en el Teatro Municipal de El Pireo, han quedado registrados en un disco en directo: "El grupo y yo llevamos cinco años trabajando juntos casi a diario. Y 275 conciertos nos permiten sentirnos más seguros de nuestras posibilidades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1999