Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio de los consumidores señala el agua de Córdoba como la más cara

El agua les sale muy cara a los habitantes de Pedro Abad, Villafranca o Villa del Río; al menos si, como hace la Federación Andaluza de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), se compara lo que pagan en estas localidades cordobesas con las tarifas del Campo de Gibraltar (Cádiz): el abonado de la suministradora cordobesa Casagua paga 1.550 pesetas más que el suscrito a la gaditana Acgisa, para consumos superiores a 25.000 litros al mes. Casagua es también la distribuidora que vende el agua más cara para consumos mensuales de 20.000 litros (1.038 pesetas más que la jienennse Seragua). Las facturas más elevadas para demandas de 15.000 y 7.000 litros también se emiten en la provincia cordobesa, aunque en este caso, son los abonados de Emacsa (que abastece a los habitantes de la capital) los que deben hacer frente al recibo.

Los técnicos de la FACUA han analizado la factura de 21 sociedades distribuidoras de agua que abastecien a 119 localidades en las ocho provincias (el 53% de la comunidad autónoma). "Una familia puede llegar a pagar cada mes más del doble que otra por el agua que consume, dependiendo de la localidad en la que vive", concluye el estudio.

En el informe, que aparece en el número 80 de la revista Consumerismo, la federación de consumidores constata que las diferencias son "más que significativas" si se compara el gasto anual familiar, que puede alcanzar diferencias de más de 18.000 pesetas. Los técnicos de la FACUA también señalan que el aumento del precio en 1999 tampoco es regular y alertan de que "algunas suministradoras" no han sometido sus tarifas al control de la Junta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999