ETA ROMPE LA TREGUA

Ardanza asegura estar muy esperanzado ante la respuesta unánime

El anterior lehendakari, José Antonio Ardanza, aseguró ayer que la "positiva y unánime" respuesta de todas las organizaciones políticas, sindicales y sociales a la convocatoria del lehendakari Ibarretxe "alumbra una gran esperanza" sobre el futuro de Euskadi. No obstante, reconoció que estos sentimientos de "ilusión y esperanza" se entremezclan con otros más negativos de "tristeza y frustración" por el anuncio de ruptura de la tregua.Ardanza destacó que por primera vez en la historia del País Vasco todos los ciudadanos han participado de forma unida para pedir la paz. "En 14 años yo nunca tuve la oportunidad de concitar la convocatoria de todo el mundo. Es importante, además, que esa concitación se haya producido en torno a una exigencia muy clara que es Bakea behar dugu, necesitamos la paz, dijo el ex presidente vasco. Ardanza indicó que, ante una reacción de este tipo, sería "lógico y deseable que quienes están permanentemente diciendo y apelando al respeto de la voluntad de esta sociedad, la respeten ahora". "Y me estoy refiriendo a ETA", precisó.

Frente a esta visión en positivo de lo acontencido ayer en la calles vascas, el presidente de los populares, Carlos Iturgaiz, calificó de "sarcasmo y provocación" la presencia de fotos de presos de ETA en las concentraciones. Iturgaiz responsabilizó a los partidos nacionalistas de haber "consentido" que eso ocurriera.

En un tono más constructivo, el secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo, expresó su esperanza de que "la inmensa mayoría de la sociedad vasca, que ha hecho que se concentren hoy

[por ayer] quienes no quieren condenar la violencia de ETA, aunque estén con sus lemas y sus ideas, consigan también hacer retroceder a la banda terrorista". En ese sentido, el coordinador general de Ezker Batua (IU), Javier Madrazo, mostró su esperanza de que la presencia de EH en las concentraciones sea el "preludio" de su desmarque de ETA. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, pidió ayer que las concentraciones supongan un "punto de inflexión" que sirva para que los partidos "analicen y revisen sus posiciones, lo mismo que debe hacer ETA".

"Error gravísimo"

El secretario general de ELA, central mayoritaria en Euskadi y firmante del Acuerdo de Lizarra, José Elorrieta, consideró que "sería un error gravísimo que ETA pusiese en marcha" su amenaza de reiniciar la actividad terrorista. Elorrieta apostó por consolidar el proceso "en clave de democracia".

Mientras, CC OO y UGT pidieron a ETA que tome nota del "ansia de libertad del pueblo y de querer vivir en democracia", según coincidieron el ugetista Carlos Trevilla y el líder de Comisiones de Euskadi, Santiago Bengoa. Por su parte, el secretario general de los empresarios vascos, José Guillemo Zubia, destacó que "por primera vez se reúne el conjunto de las fuerzas políticas y sociales" vascas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción