Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Audihispana niega su relación con el grupo francés Lagier El ex director del Ivex tenía prevista, ayer, su llegada a España

El vicepresidente de la firma Audihispana, Eduardo Gómez, aseguró ayer a este periódico que su empresa, responsable de auditar las cuentas del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex), no ha tenido ninguna relación con el grupo Lagier, beneficiario de los avales firmados por el ex director José María Tabares. Gómez insistió en que no han compartido sede. Según el Registro Mercantil, el grupo francés tuvo su sede en Valencia en el mismo edificio hasta el pasado mes de julio.

Audihispana mantiene en la actualidad dos sedes en Valencia, según explicó el vicepresidente de la auditora, Eduardo Gómez. En una de ellas está instalado el departamento encargado de las auditorías, que dirige Alberto Marco, responsable de la fiscalización de las cuentas del Ivex. En una segunda sede se encuentra el otro departamento de Audihispana, especializado en consultoría y asesoramiento fiscal, al frente del cual está José Gabriel Martínez. Es precisamente en este mismo edificio donde, según los datos que constan en el Registro Mercantil, estableció su domicilio Lagier España cuando se constituyó en Valencia en el año 1996, meses después de que el Ivex y Ford España suscribiesen un contrato que permitiese la exportación de vehículos de la multinacional a Túnez. Por este acuerdo el Ivex contactó con el grupo Lagier.

Martínez reiteró que la auditora no ha tenido ninguna relación con el grupo francés y que desconocía que hubiera tenido su sede en el mismo inmueble. "Quizá estaban en la tercera planta de la escalera B, pero en la A, la tercera planta la ocupamos toda nosotros", dijo en referencia a los locales de Audihispana. Precisamente, en esta misma dirección (avenida de Aragón, 12-3A), tienen su domicilio social otras tres empresas, sin relación con Audihispana y de las que Martínez es administrador.

El vicepresidente de Audihispania sí especificó que a partir de la próxima semana el departamento de auditorías se traslada al despacho de la avenida de Aragón. El vicepresidente de Audihispana subrayó que las auditorias realizadas por su compañía al Ivex "fueron impecables". Gómez también señaló que la firma Audihispana Valencia, SL, que figura en el registro como auditora del Ivex, fue una joint venture de Audihispana y una sociedad valenciana "que está inactiva desde hace tres años". Los socios se incorporaron a la empresa auditora con sede en Barcelona, "y que es la que ha realizado las últimas auditorías al Ivex", afirmó Gómez.

Al cierre de esta edición, este periódico no tenía constancia de la llegada del ex director del Ivex José María Tabares a España. Éste anunció anteayer su vuelta de Tokio, donde realizaba desde el pasado 11 de noviembre un curso de doctorado en la Universidad de Waseda. Su regreso, según declaró, está relacionado con la querella por supuesto delito societario que los actuales gestores del Ivex han presentado contra él. Los avales autorizados por Tabares pueden ocasionarle un quebranto económico al Ivex de 1.330 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 1999