Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓNMANTIENE QUE LAS ELECCIONES NO HAN SIDO LIMPIAS

El sector crítico quiere anular el proceso para renovar la directiva de la FAPA de Alicante

El sector crítico de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) Gabriel Miró de Alicante propugnará el próximo domingo en la asamblea extraordinaria para la renovación de la junta directiva que se declare nulo el proceso electoral previo, porque, a su juicio, se han cometido demasiadas irregularidades por el presidente actual y candidato a la reelección, José Antonio Ranchal. Este sector de la federación pretende recuperar el "espíritu crítico" de las asociaciones de padres de alumnos y se muestra dispuesto a impugnar la candidatura oficialista.

Blanca González, portavoz de este colectivo de padres de Alumnos opositor a la actual dirección, señaló que el principal objetivo es que el proceso de renovación de los cargos directivos de la FAPA "sea limpio y que se permita a las distintas APA pronunciarse con plena libertad". "La intención de este colectivo era participar en las elecciones y presentar una candidatura alternativa, pero ha sido imposible porque todavía no hemos recibido la convocatoria electoral", argumentó.Según González, el proceso electoral ha estado plagado de irregularidades. "Por ejemplo, algunos centros no han recibido la convocatoria y, además, los estatutos de la federación exigen que cualquier candidatura esté avalada por cinco federaciones locales y el 30% de las APA censadas, pero el censo tampoco se ha hecho público", dijo más adelante González.

Otra anomalía, a su juicio, ha sido que la lista oficial presentada, que encabeza Ranchal, no incluye el nombre del centro donde ha sido elegida, extremo también preceptivo según los estatutos.

La portavoz del sector crítico resaltó que el proceso electoral no ha respetado la igualdad de oportunidades para todos los aspirantes. "No ha habido una comisión electoral independiente y Ranchal se ha convertido en juez y parte", matizó. "Ranchal, como candidato oficial y presidente en funciones de la FAPA, ha obstaculizado constantemente las peticiones de información, y ha negado los medios económicos a los compontentes de la candidatura alternativa", añadió.

Las APA integradas en este grupo alternativo esperan reunir en la asamblea del domingo, que se celebrará en el colegio del Monte Tossal, los apoyos suficientes para conseguir que se declare nulo el proceso y que en el plazo de un mes se vuelva a convocar con listas abiertas y una comisión gestora independiente, al margen de la actual dirección y que garantice las igualdad de condiciones.

La portavoz de este colectivo insistió en que el espíritu que les aglutina es recuperar el talante reinvidicativo de las APAS y que este estamento de la educación recupere su protagonismo a la hora de plantear soluciones, especialmente en el sistema público.

En este sentido, González lamentó el silencio que ha mantenido la actual dirección de la Federación sobre los problemas que acucian a la enseñanza pública. "En algunos centros hay goteras, barracones y la calidad de la enseñanza deja mucho que desear", concluyó González, quien aseguró que Ranchal se ha mostrado "excesivamente complaciente" con la política que marca el actual gobierno de la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999