Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso quiere situar el parque temático junto a la base de Araca

El Ayuntamiento de Vitoria ha propuesto al Ejército de Tierra la adquisición de 100 hectáreas pertenecientes a la base militar de Araca para ubicar allí el parque temático sobre medio ambiente. El alcalde, Alfonso Alonso, confirmó ayer las intenciones municipales y explicó que "en ningún caso" se pretende la desaparición de la instalación militar, que ocupa una superficie de unas 700 hectáreas. El Ayuntamiento sólo quiere comprar -aunque la fórmula está por definir- una parte de los terrenos para "conciliar los intereses" del municipio y del Ministerio de Defensa.Por un lado, el alcalde entiende que ese lugar es el propicio para el parque temático, porque está bien comunicado (junto a la circunvalación y el aeropuerto) y porque al pertenecer a un solo propietario facilita las gestiones para su adquisición. Además, asegura que el Ayuntamiento podría recibir ayudas europeas por la conversión de suelos militares en civiles. Por otro lado, el equipo de gobierno vitoriano entiende que Defensa puede obtener así fondos con destino a la profesionalización del ejército.

El alcalde ha trasladado su oferta al Cuartel General de Tierra y, según afirma, "ellos la han recibido con interés". El Ministerio de Defensa, en cambio, reaccionó ayer con extrañeza. Un portavoz de la secretaría de Estado aseguró que la base de Araca se pretende mantener o incluso potenciar.

Antes de final de año

El Ayuntamiento de Vitoria se ha marcado el final de este año como límite para tomar una decisión definitiva sobre si se construye el parque temático y, en caso afirmativo, en qué lugar. De lo contrario, otras ciudades del norte de España se podrán adelantar con iniciativas similares, según avanzó José Antonio Pizarro, concejal de Medio Ambiente, en la presentación del estudio preliminar, el pasado 26 de mayo. La inversión inicial prevista para el proyecto ronda los 27.000 millones de pesetas (162 millones de euros), de los cuales una tercera parte debe corresponder a inversión pública. Las consultoras PriceWaterhouseCoopers y Xabide entregaron el estudio de viabilidad a finales de julio y en él manejaban varios emplazamientos posibles, aunque apostaron por Araca (al norte de la ciudad) como el más adecuado. Hasta entonces se había especulado con la posibilidad de ubicarlo en el parque de Salburua, una de las zonas de futura expansión urbanística de Vitoria.

Según el proyecto, la primera fase que debe construirse está basada en una serie de atracciones mecánicas relacionadas con la tierra, el aire, el fuego y el agua, y también con un contenido didáctico. El parque podría quedar terminado en un plazo de dos años y ocuparía 22 hectáreas. El estudio preliminar incluye también, aunque de forma más vaga, una segunda fase en la que se crearían en el anillo exterior, de 70 hectáreas, centros de investigación y algunas viviendas ecológicas con coste aproximado de 65.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999