_
_
_
_
_

El PSOE propone a Aznar que pida la renuncia de Villalonga como presidente de Telefónica

El secretario de relaciones con los medios del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, reclamó ayer al presidente del Gobierno que pida la renuncia de Juan Villalonga como presidente de Telefónica para acabar así con "el escándalo" de las stock options (opciones sobre acciones) que Villalonga introdujo en la primera empresa española en el año 1997. El PSOE pidió a Aznar que "no intente desmarcarse" ahora, porque Villalonga fue propuesto para el cargo en Telefónica por el Gobierno, y el Ejecutivo "conocía la existencia de las stock options, las amparó e incluso legisló para favorecerlas".

El secretario de relaciones con los medios del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló al presidente del Gobierno como "responsable político" del asunto de las stock options (opciones sobre acciones) en Telefónica, ya que fue el Ejecutivo del PP el que nombró al más alto cargo de la mayor empresa española antes de la privatización total de la compañía. Pérez Rubalcaba pidió a Aznar que no intente desmarcarse ahora del asunto, ya que, según dijo, el presidente del Gobierno "conocía este tinglado de las opciones, las amparó e incluso legisló para favorecerlas".El portavoz socialista respondía así a las palabras del presidente del Gobierno desde Honduras sobre la necesidad de diferenciar los ámbitos de actuación de las empresas y del Gobierno. "Villalonga es su amigo y trata de hacerle favores en los grupos de comunicación que controla Telefónica", afirmó Rubalcaba para explicar los fuertes vínculos que aún existen entre el grupo empresarial y la presidencia.

"El problema no son las stock options, que habrá que regularlas, sino que al frente de Telefónica tenemos al amigo del señor Aznar, que, aprovechando que la empresa es un monopolio y que sus tarifas son fijadas por el Gobierno, se va a llevar varios miles de millones de pesetas a su bolsillo", explicó. Insistió en que el PSOE no persigue a Telefónica sino a "quienes dan pelotazos aprovechándose de su nombramiento al frente de la compañía". En febrero de 1997, Juan Villalonga, que asumió la presidencia de Telefónica en el verano de 1996, introdujo un sistema de remuneración mediante stock options que permitirá a un grupo de 100 directivos del grupo recibir entre 35.000 y 45.000 millones de pesetas.

Iniciativas

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Josep Piqué, afirmó ayer que el PSOE intenta "demonizar" a Telefónica y a su presidente, Juan Villalonga, con el asunto de las opciones sobre acciones, y acusó a los socialistas de buscar "desesperadamente" el escándalo para dar una sensación de corrupción generalizada.Piqué sostuvo que las opciones sobre acciones son "de general aplicación en muchos países del mundo y en muchas compañías, y hay que ser prudentes, por lo tanto, y no cercenar un esquema que está dando resultados en todas partes". Sin embargo, el portavoz del Gobierno dijo que un fenómeno relativamente nuevo en España como ése requiere "un tratamiento fiscal equitativo y requisitos de transparencia que protejan al máximo los intereses de los accionistas".

Para el portavoz del Gobierno, "no hay que mezclar nunca la acción del Gobierno con lo que son decisiones de empresas privadas".

Sin embargo, tanto en los ámbitos parlamentarios como en la propia empresa se han tomado ya iniciativas para poner límites a las multimillonarias retribuciones que cobrarán el presidente de Telefónica y sus directivos. Ayer, el portavoz del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida, Felipe Alcaraz, afirmó que "este escándalo hay que pararlo", y explicó que su grupo ha forzado al PP a aceptar que las stock options coticen al 48%, "pero, si se presentan otras enmiendas en las que no haya posibilidad de stock options, también estaríamos de acuerdo".

En la misma línea, el secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, aseguró que "no es ético" que en Telefónica tengan stock options, "ya que esta empresa hasta hace poco tenía capital público". El PSOE presentó el pasado viernes una proposición no de ley en el Congreso que, entre otras, contempla medidas para frenar los sobresueldos y regular las stock options en empresas que ejercen posiciones de dominio en el mercado.

Por su parte, el Consejo de Administración de Telefónica aprobará el próximo día 24 modificaciones en los planes de opciones que Villalonga diseñó para el grupo y varias de sus filiales (TPI, Terra y Telefónica Internacional), aunque todavía se desconoce el contenido completo de estos planes, su cuantía y los cargos que se benefician de ellos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_