Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rockeros de Nine Inch Nails eligen Barcelona para iniciar su gira mundial

La banda puntera del sonido industrial presenta hoy su álbum 'Fragile'

Se llama Trent Reznor, es de Cleveland, Estados Unidos, y encabeza Nine Inch Nails, banda considerada punta de lanza del sonido industrial, del rock opaco, anguloso y experimental. Está desde el jueves en Barcelona, donde prepara el debut de su nueva gira mundial después de haber estado tres años alejado de los escenarios. Esta noche es el momento y en un solo concierto en España (Polideportivo del Vall d"Hebron), Nine Inch Nails presentará Fragile, su último y elaborado álbum: "Si he tardado tres años en editarlo ha sido porque la gira del anterior me llevó dos años, me dejó exhausto y era incapaz de componer nuevo material". ¿La espera ha valido la pena?, cabría preguntarse; "para mí, sí, estoy muy orgulloso de un disco que destaca entre las naderías de consumo rápido que copan las listas de éxitos. Una vez más Nine ha entregado un disco difícil, lleno de desafíos y con una marcada actitud tras su música. De nuevo, he publicado canciones subversivas, lo cual me ha dejado muy satisfecho", aseguró en Barcelona horas antes del inicio de su gira mundial.Reznor se declara a sí mismo un tipo depresivo y mentalmente inestable, cosa que su aspecto corrobora. Pálido como si hubiese pasado una noche con Nosferatu, de hablar casi musitado, vestido con colores oscuros y con un tono general de desaliño, Reznor explicó: "Intento conectar con el gran público, al que he entregado un disco que ofrece valores diferentes a los habituales. Sí, es doble y nada comercial, pero creo que evidencia una actitud nada común, poco habitual". Al ser preguntado por las razones que le impelen a componer canciones densas y oscuras marcadas por sonidos afilados, Reznor respondió: "Busco en mi música lo que oigo en la de los artistas que me interesan. Lo que pretendo es hacer una música con matices, una música que suponga un reto para quien la escuche, unos discos que precisen de más de una escucha para ser comprendidos".

No es por tanto ilógico que hoy por hoy no sean los primeros en las listas. "Por supuesto que no", respondió Reznor; "ahí tengo que competir con Backstreet Boys, y aunque mi disco sea bueno, no juega en terreno propio".

El descubridor y productor de Marilyn Manson, una banda que abusa del lugar común y de la cuchufleta tétrica, no quiere caer sin embargo en los tópicos, y, al preguntársele cómo es su directo, afirmó: "A diferencia de otros grupos, no deseo hacer un espectáculo evidente, sino un trabajo que siendo de calidad visual no resulte previsible. Por ello, me involucro en el diseño de escenario y de luces y no reparo en gastos a la hora de conseguir lo que deseo. Por eso pienso que cuando acabe la gira tendré que vivir en una caja de cartón debido al dineral que me ha costado", bromeó.

Toallas negras

Siguiendo en esta tónica, Reznor, que pese a huir del tópico ha pedido que las toallas de sus camerinos sean negras, apuntó: "Hemos ensayado tanto el disco, hemos trabajado tanto el orden del repertorio y nos hemos cuidado tanto de los detalles, que he acabado arruinando mi vida personal, que técnicamente se puede decir que no existe".El coordinador de las bandas sonoras de Carretera perdida y Asesinos natos, películas no especialmente plácidas, desveló que con la banda que le acompaña en esta gira ha pretendido "huir de la agresividad que ha caracterizado antaño nuestro sonido en directo, buscando más musicalidad y menos violencia sonora". ¿Cabe entonces conjeturar que Nine se empieza a preocupar por el gran mercado una vez conseguida la consideración de banda mítica y crucial en el rock de los noventa? "No es eso, es que no quiero que mi música sólo llegue a mis admiradores, sino a todo el mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1999