Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo virus informático se activa a sí mismo a través del correo electrónico

Afecta potencialmente a ordenadores con el programa Outlook

El virus informático Bubbleboy acaba de romper una de las barreras de protección frente a este tipo de infecciones cibernéticas: el virus se recibe a través del correo electrónico y se activa incluso aunque el usuario no abra el correo que lo contiene. Los expertos que han detectado el virus han comprobado que de momento sólo está programado para esparcirse a través de la Red sin causar daños.

El Bubbleboy toma su nombre de un episodio de la serie de televisión Seinfeld. Se trata de un mensaje de correo electrónico que contiene referencias a esa serie y a los actores protagonistas. El título del correo que se recibe a través de la red es Bubbleboy is back.No es el primer virus informático conocido que se difunde por correo electrónico, pero sí es el primero que no requiere abrir ese correo para activarlo. Con sólo colocar el cursor del ordenador sobre el título del correo, se activa su código oculto programado para leer las direcciones de correo electrónico del ordenador y enviar una copia de sí mismo a cada uno de esos contactos.

El Bubbleboy sólo afecta a aquellos ordenadores que reciben y envían el correo electrónico mediante el programa Outlook de Microsoft. El virus se aprovecha de un error en los parámetros de seguridad de este programa que Microsoft ya corrigió en agosto. Sin embargo, muchos usuarios no han instalado todavía el parche que Microsoft distribuye para tapar ese defecto del Outlook. El virus es inofensivo para el programa de correo de la empresa Netscape, que compite con el de Microsoft.

Los técnicos de programación de la compañía Network Associates detectaron el virus el lunes pasado y lo pusieron en conocimiento del FBI ante el temor de que el nuevo diseño sea empleado para la difusión de virus creados para invadir o destruir ordenadores y bases de datos. Según los expertos, su tecnología permite ahora crear virus programados para leer y enviar a terceros todo documento o correo electrónico creado en un ordenador

Imágenes y sonidos

Cuando se coloca el cursor sobre el título del correo electrónico que contiene el virus, la pantalla se queda en negro bajo el texto El incidente Bubbleboy. Imágenes y sonidos. Desde esa pantalla se puede acceder a fotografías y voces del episodio de Seinfeld al que hace referencia. El virus necesita que en el ordenador esté instalada la versión 5 del navegador de Internet Explorer en el sistema operativo Windows 95, 98 ó 2000.Igual que los últimos virus más agresivos, el Melissa y el ExploreZip Worm, el Bubbleboy entra en la categoría de lo que técnicamente se denomina virus gusano, es decir, programado para leer la agenda de contactos de correo electrónico de un ordenador y enviar una copia de sí mismo a cada una de esas direcciones. De estos tres virus sólo el ExploreZip Worm estaba programado para borrar la información del disco duro de quien lo recibía. Sin embargo, tanto este virus como el Melissa se activaban sólo si se abría el correo electrónico en el que estaban contenidos, lo que permitía detectarlos más fácilmente. Además, el Bubbleboy no va contenido en un fichero adjunto sino que está incluido en el propio texto del mensaje.

El Bubbleboy marca así un avance peligroso en la difusión de virus a través del correo y aprovecha los defectos de programas de compañías tan solventes como Microsoft.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1999