Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:ROCK

Sin miedo a la música

El camino recorrido por este cuarteto británico desde su primera visita a Madrid, como teloneros de Lenny Kravitz, es tan largo como se refleja en su directo. Entonces, una rabia espasmódica oscurecía cualquier atisbo de sutilidad musical. Ahora parecen haber levantado el pie del acelerador y construyen en vivo sus canciones con un gusto y una armonía a los que sólo les sobran unos pocos decibelios. En su última visita, además, los astros parecieron conjurarse para que todo fuera como la seda y el numeroso y fiel público congregado pareció elevarse en éxtasis conducido por esa excelente showwoman que es la jamaicana de nacimiento Skin. Atendiendo la obligación promocional de dar a conocer su cuarto y extraordinario trabajo, Post orgasmic child, la banda salió dándolo todo, desde el acorde inicial de su primer single. Enseguida revisitaron clásicos que los espectadores coreaban con las palmas, mientras Skin desarrollaba todo un repertorio de maneras de llenar un escenario sin cansar. Fue, sin lugar a dudas, un concierto increíble de una banda dura que parece haber perdido definitivamente el miedo a la música.

Skunk Anansie

Skin (voz y guitarra), Cass (bajo), Ace (guitarra) y Mark Richardson (batería). Sala La Riviera. 2.700 pts. Madrid, martes 2 de noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999