_
_
_
_
Fotonoticia:

FRANCISCO BONILLA La montaña amenaza a Vélez-Blanco

Más de un centenar de vecinos de la localidad almeriense de Vélez-Blanco permanecen realojados en casas de familiares y en pensiones tras abandonar en la tarde del martes precipitadamente sus viviendas a causa del desprendimiento de la ladera de una montaña. Ninguna de las 36 casas de protección oficial que se encuentran al pie de esta montaña presentaba daños aparentes tras el deslizamiento de tierra. No obstante, los vecinos deberán aún esperar algunas semanas para regresar a sus hogares, según las primeras impresiones de los técnicos de la Diputación desplazados ayer hasta este municipio del norte de la provincia. Ningún vecino resultó herido, pero todos guardan aún el recuerdo del susto que les produjo el estruendoso deslizamiento de la ladera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_