Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los beneficios del BSCH suben un 20,2% en los primeros nueve meses del año

El Banco Santander Central Hispano (BSCH) cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto atribuido (descontados los destinados a minoritarios) de 201.512 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 20,2% respecto al alcanzado en el mismo periodo del año anterior, tras amortizar por valor de más de 200.000 millones de pesetas. El beneficio agregado de su nuevo gran competidor, el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) entre enero y septiembre ascendió a 205.423 millones, con un alza del 22,4%. El vicepresidente primero y consejero delegado del BSCH, Ángel Corcóstegui, reconoció la existencia de contactos con Société Générale para establecer una alianza.

La banca española sigue dando muestras de excelente salud. Al término de los nueve primeros meses del año, sus representantes más destacados -el BSCH, incluido Banesto, los recién fusionados BBV y Argentaria, y el descolgado Popular- sumaron un beneficio atribuido global de 460.632 millones de pesetas. Una cifra que supone un aumento ligeramente superior al 19% si se la compara con el periodo enero-septiembre del ejercicio anterior. Sin embargo, en esta ocasión, y como consecuencia de la fusión que ha dado origen al BBVA, el análisis más llamativo de la situación de la banca española es la comparación de los datos agregados del nuevo banco y los anunciados ayer por el BSCH. - Beneficios. El BSCH llegó a septiembre con unos beneficios de 201.512 millones, con un alza del 20,2%. Los resultados agregados del BBVA sumaron 205.423 millones, con un incremento del 22,4%. Es decir, la nueva entidad es la que más beneficios tiene dentro de las banca española. Los analistas consultados señalan, no obstante, que la amortizaciones son más voluminosas en el caso del BSCH.

- Activos. Al término de los nueve primeros meses del año, el BSCH totalizó un activo de 40,7 billones de pesetas, en tanto que el del BBVA era de 37,6 billones. Por tamaño, gana el BSCH.

- Capitalización. El mercado recibió los datos del BSCH con una revalorización del 1,12%, con lo que el título cerró a 9,93 euros (1.652 pesetas). Ello supone que alcanzó una capitalización bursátil de 6,06 billones. Las acciones de Argentaria y BBV cayeron ayer, un 0,47% y un 0,23% respectivamente. Aún así, el valor en Bolsa agregado de ambas entidades se colocó al borde de los 6,2 billones.

- Márgenes. Ambos grupos están empezando a notar cómo su márgenes comienzan a crecer, con aumento en todos los casos por encima del 5%.

- Plantilla. El BSCH tiene una plantilla de 100.182 empleados, 47.258 de los cuales trabajan en España. El BBVA cuenta con 91.004 trabajadores, de los que 38.343 están en territorio nacional.

- Oficinas. El banco que copresiden Emilio Botín y José María Amusátegui totaliza 8.788 sucursales, 2.518 de ellas en el exterior. El grupo que copresiden Emilio Ybarra y Francisco González dispone de 7.317 oficinas, 4.3587 en España.

- Otros mercados. Tanto el BBVA como el BSCH tienen una sólida presencia en el mercado latinoamericano, aunque la estrategia de ambos pasa ahora por reforzarse en Europa. El BBVA está en pleno proceso de negociación para alcanzar un acuerdo con la italiana UniCredito, además de tantear los mercados portugués y francés.

Precisamente en Francia y en Portugal tiene el BSCH dos operaciones en marcha. Según comentó ayer Corcóstegui en un encuentro con analistas, el banco considera al grupo francés Société Générale un socio estratégico con el que espera cerrar una alianza. No obstante, no precisó si ese pacto se circunscribe al apoyo en negocios concretos o si puede ir más allá, con un intercambio de acciones.

En el folleto informativo, página nueve, que el BSCH realiza cada trimestre, también hay una referencia a este asunto: "En Francia, el Grupo Santander Central Hispano, con una participación del 5,06% en Société Générale, ha reforzado sus excelentes relaciones con este banco, desarrollando nuevos canales de colaboración".

En cuanto a Portugal, su acuerdo con el Grupo Champalimaud sigue pendiente del veto político del Gobierno luso. Hoy, la Comisión Europea debe decidir si lleva al Ejecutivo portugués ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas por este tema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de noviembre de 1999

Más información

  • El banco informó a los analistas de sus contactos con Société Générale para alcanzar una alianza