Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CRÍTICA TEATRO

Intriga de media tarde

Trampa mortal De Ira Levin, en versión de Ángel Fernández Montesinos. Intérpretes, Paco Valladares, Esther Gala, Arsenio León, Marisol Ayuso, Emiliano Redondo. Escenografía, Wolfgang Burmann. Iluminación y dirección, Ángel F. Montesinos. Teatro Olympia. Valencia, 20 de octubre.

Yo no sé por qué se reprocha a este montaje (y a otros de su estilo) su carácter madrileño, cuando se trata de una producción que sugiere una cierta normalidad en el entorno teatral que la posibilita. Que se adapte a un clásico del género policíaco al servicio casi exclusivo de un primer actor es también muy madrileño, quizás debido a que por aquí no abundan los actores capaces de medio llenar una sala con su reclamo. Ya me gustaría que fueran más frecuentes los trabajos de esta clase entre nosotros, porque eso indicaría una cierta plenitud de oferta y porque así espectáculos tan dignos como La mujer de negro no tendrían que importar actores de primera fila para hacerse respetar.Por lo demás, dicen los sociólogos, con alguna que otra aportación de los psicólogos, que la oferta de productos de terror y misterio aumenta en relación con inseguridades sociales más o menos presentidas, de modo que el Olympia se sitúa en la vanguardia de la exhibición de esas normalísimas percepciones en la Inglaterra de los años setenta. Trampa mortal alardea de una intriga digna de ese nombre, mediante una trama muy ingeniosa, en la que los afanes de un escritor entrado en años por pasar a la posterioridad con una gran obra se verán sometidos a una sutil y pausada red de contrariedades hasta resolverse, como es lógico, de la manera menos previsible para el espectador.

Paco Valladares es Paco Valladares, es decir, una voz notable que es mejor escuchar sin necesidad de seguir sus desplazamientos escénicos, y Montesinos, un veterano, hace un montaje eficaz en el que lo que cuenta es no entorpecer la intriga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de noviembre de 1999