Una juez implica al presidente de Ecuador en un caso de corrupción

La juez ecuatoriana Isabel Segarra vinculó ayer al presidente de su país, Jamil Mahuad, en un proceso por presunta corrupción durante la campaña electoral que le llevó al poder. Segarra extendió el sumario a Mahuad después de que el lunes ordenara la prisión preventiva del tesorero de la campaña, y hasta la semana pasada secretario de la Presidencia, Ramón Yu-Lee.La juez aceptó a trámite una denuncia presentada por el banquero Fernando Aspiazu, detenido por supuesta malversación de fondos públicos. Aspiazu denunció que parte de su contribución a la campaña de Mahuad, más de tres millones de dólares (480 millones de pesetas), fue desviada y no se justificó ese ingreso ante las autoridades electorales.

La decisión de Segarra obliga a que el caso pase a manos del presidente de la Corte Suprema de Justicia, autoridad competente para seguir los procesos contra el jefe del Estado.

El ministro de Gobierno (Interior), Vladimiro Álvarez, señaló que la actitud de Segarra puede afectar a la estabilidad política del Estado. "Hay que destacar, en esto, el daño que puede pretender hacer al país el doctor Fernando Aspiazu", indicó. "[La juez] Segarra es un instrumento más de la telaraña judicial que está tejiendo" el banquero, añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de octubre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50