Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El AVE 'descarrila' en Torija

La viuda de Félix Rodríguez de la Fuente para las obras del tren de alta velocidad Madrid-Barcelona

Las obras del tren de alta velocidad entre Madrid y Barcelona van a toda máquina. Ayer mismo, el ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, asistió al momento de encuentro entre las dos perforaciones del túnel de Sagices, que atraviesa la cordillera Ibérica. El túnel, proyectado por Luis Muñoz Campos, salva más de cien metros de desnivel desde este sistema transversal hasta el valle del Jalón.A uno y otro lado del túnel hay enormes viaductos en construcción. Apenas queda terreno virgen sin desbrozar en los 470 kilómetros que separan Madrid de Lleida, el primer trayecto de toda la línea que entrará en servicio en el año 2002, según las previsiones del ministerio.

Pero en este recorrido hay un tramo, el que los técnicos denominan "subtramo V.b", a su paso por Torija (Guadalajara), donde el AVE ha descarrilado antes de echar a andar. Fomento ha dado orden de parar las obras cuando ya se habían efectuado las expropiaciones y pagado las correspondientes indemnizaciones. Según el alcalde de Torija, Miguel Ángel García Bravo, hace unos días, técnicos de Fomento se acercaron por su término municipal para hacer catas donde no estaba previsto que pasara la línea de alta velocidad. El edil se mosqueó y recabó ante el ministerio información precisa sobre las intenciones de sus emisarios.

El alcalde y otros ediles de municipios alcarreños por donde pasará el AVE Madrid-Zaragoza pactaron en noviembre pasado con la Junta de Castilla-La Mancha y Fomento una modificación del trazado inicial. Pasaba en paralelo a la carretera nacional N-II, a sólo 100 metros de distancia, de manera que la mayoría de las poblaciones del corredor se verían encajonadas por esas dos potentes infraestructuras.

¿Qué pasaba ahora? Al parecer, la viuda de Félix Rodríguez de la Fuente ha recurrido ante Bruselas el trazado de los alcaldes, porque afecta a un bosque cercano muy valioso y apreciado por su marido, el conservacionista más popular que ha tenido España. Según el alcalde de Torija, ese argumento no es más que una excusa para alejar el AVE de la finca de 30 hectáreas que heredó Marcelle Parmentier. Una finca donde su marido filmó cientos de metros de película con aves rapaces. "Marcelle ha buscado el apoyo de una organización ecologista y han amedrentado a Fomento", asegura García Bravo.

La viuda de Rodríguez de la Fuente es miembro vitalicio de la ejecutiva de WWF / Adena, una organización ecologista introducida en España por su marido. Su secretario general, Juan Carlos del Olmo, dice que a instancias de Marcelle Parmentier examinaron el trazado pactado por Fomento con los alcaldes y observaron que no era el que había aprobado el Ministerio de Medio Ambiente en la declaración de impacto ambiental. El nuevo trazado, desviado del inicial algo más de un kilómetro hacia el sur, parte en dos un bosque singular de quejigos y encinas, identificado como ES 4240014 en el catálogo de Lugares de Interés Comunitario (LIC) para su inclusión en la red Natura 2000 de la Unión Europea, hecho que desmienten en la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Castilla-La Mancha.

El 9 de marzo, Adena presentó una queja ante la Unión Europea contra Fomento por invadir un área protegida y no respetar el trazado original defendido por Medio Ambiente. Del Olmo reconoce que, de no haber sido advertido por Parmentier, Adena no hubiera tomado ninguna iniciativa en el caso.

"Si el alcalde de Torija quiere utilizarme como chivo expiatorio para defender legítimamente los intereses de quienes le han elegido, vale. Pero el hecho es que su trazado no cumple con las normas de la Unión Europea. No hay más historia", dice, categórica, Marcelle. "Hay que utilizar el sentido común y salvar como sea el paisaje y los bosques, los míos y los de usted", añade. "El bosque es sagrado. ¿Para qué están las leyes? Mañana me habré muerto y el AVE habrá aislado el bosque. Aquí no hay ningún interés. Cualquiera de los dos trazados pasa por la finca. Yo no soy nadie, pero el bosque sí. Es el porvenir de nuestros hijos y el de los hijos del alcalde de Torija. Si hace falta el AVE, bien, pero no a costa de atropellar, sin ninguna necesidad, un bosque".

El alcalde de Torija desconoce por dónde irá finalmente el AVE, pero tiene claro que no dará permiso para que el tren cruce su pueblo por donde ni él ni los vecinos quieren. Y si Fomento se empeña, lo denunciará ante los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1999