Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas creen incompatible que Nadal sea alcalde y portavoz

Joaquim Nadal, alcalde de Girona desde 1979, deberá decidir en los próximos meses cuándo deja la alcaldía para poder dedicar toda su atención a ejercer como portavoz del grupo parlamentario del PSC-Ciutadans pel Canvi. La dirección del PSC considera que, en la práctica, es imposible ejercer adecuadamente ambas responsabilidades, pero ha dejado en manos de Nadal escoger el momento en que abandona la alcaldía.Nadal negó ayer que tenga intención de tomar esa decisión a corto plazo, informa Gerard Bagué. "Arrancaremos así, veremos como puedo compaginar las dos tareas y ya se verá en que momento puedo dejarla [la alcaldía]", aseguró. El líder socialista afirmó que todavía no está decidido si el PSC tendrá dos portavoces adjuntos, y añadió que estos aspectos y otros quedarán confirmados en la reunión del grupo parlamentario socialista del próximo jueves.

Nadal no evitó presentar en clave sucesoria, antes de las últimas elecciones municipales, a su número dos en la lista socialista, la actual concejal Anna Pagans. Todo indica que cuando decida dejar el cargo, cosa que no parece que pueda suceder a corto plazo, Pagans le sucederá. En cualquier caso, Nadal no podrá retrasar la decisión hasta muchos más allá de las elecciones legislativas, según indican fuentes socialistas.

En la próxima reunión del grupo parlamentario socialista debe decidirse también quién será el candidato del PSC a la presidencia del Parlament, cargo para el que se apunta el nombre de Higini Clotas. También ha de decidirse quiénes han de ser los dos portavoces adjuntos y el secretario del grupo. Todo indica que uno de los dos adjuntos al portavoz será Miquel Iceta. Para el otro, y para el segundo puesto en la Mesa del Parlament que corresponderá al PSC, se piensa en dos miembros de Ciutadans pel Canvi.

Para las dos plazas de senadores de designación parlamentaria que le corresponderán al PSC se apuntan los nombres de Lluís Armet, que lo ha sido ya en la anterior legislatura, y el de Josep Maria Vallès.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1999