Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva alianza

El proyecto alternativo del PS condena toda idea de privatización de la protección social, plantea la reforma del sistema monetario internacional, reclama normativas sobre el medio ambiente del planeta y una mayor representación de los asalariados en la dirección de las empresas. La obtención del pleno empleo, a través de políticas fiscales dirigidas a favorecer la actividad empresarial, constituye un objetivo primordial que va anudado al compromiso de adaptar los sistemas de redistribución de la riqueza para evitar las bolsas de pobreza y marginación.

Para la conquista de ese horizonte, el PS, propone, en línea con el discurso de Lionel Jospin, una "nueva alianza entre las clases medias, las clases populares y la población excluida", que debe aportar al proyecto el necesario sustento sociológico

En contraste con la visión crítica con el pasado que está en primer plano en el manifiesto de la tercera vía, la izquierda francesa reivindica en su texto la herencia socialdemócrata, a la que atribuye el mérito de "haber coordinado por la ley y la negociación la acción de los principales actores de una sociedad que deseaba solidaria".

Los franceses tampoco renuncian al pensamiento keynesiano y al papel de un Estado que "debe continuar ejerciendo una función reguladora". La frase "cuanto más se globaliza el mundo, más se necesitan las reglas", queda acuñada en el texto, de apenas 17 páginas, con carácter de principio general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1999