Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar y Chirac pasean por Córdoba y Granada su buena relación

El presidente de la República Francesa y el del Gobierno español, Jacques Chirac y José María Aznar, respectivamente, visitaron ayer Córdoba y Granada acompañados por sus esposas como prólogo a la cumbre bilateral que se celebra entre hoy y mañana en Madrid. Ambos líderes apelaron al carácter privado de la visita y eludieron hacer declaraciones con tinte político. Los mandatarios se limitaron a elogiar la belleza de sendas ciudades andaluzas y el carácter de sus vecinos. Chirac comparó esta "jornada de recreo" con el estado de las relaciones entre ambos países.

No obstante, Aznar subrayó el hecho de que ésta sea la primera visita de Estado a España de un presidente francés desde 1913. Tanto uno como otro destacaron el buen momento de las relaciones entre ambos países. Los mandatarios rechazaron hacer manifestaciones a lo largo de toda su visita a Córdoba. Sólo a su salida de la Mezquita concedieron unos minutos a la prensa. En sus declaraciones, eludieron hacer valoraciones políticas del encuentro, alegando el carácter lúdico de la jornada, y posponiendo las mismas hasta el inicio de la cumbre bilateral en Madrid.Chirac se entrevistará hoy a las 10.30 con el rey Juan Carlos y a las cinco de la tarde con el jefe del Gobierno español en La Moncloa. Sin embargo, el presidente francés comparó la "jornada de recreo" con las relaciones actuales entre España y Francia. Asimismo, y junto a las correspondientes alabanzas a las ciudades visitadas, ambos dignatarios resaltaron su antigua amistad, y comentaron que se conocían desde mucho antes de la llegada de ambos a sus actuales cargos.

La visita de Aznar y Chirac a Córdoba comenzó en torno a las 10.45 horas con la llegada del presidente del Gobierno español al aeropuerto de Córdoba. Unos minutos después, aterrizaban en el aeródromo los tres aviones de la comitiva francesa. La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, esperaba a pie de pista a ambos dignatarios para darles la bienvenida a la ciudad.

Los máximos responsables políticos de España y Francia pasearon acompañados por sus esposas, Ana Botella y Bernardette Chirac, por la judería cordobesa. Entre saludos y aplausos por parte de los vecinos y turistas que recorrían la zona, la comitiva visitó una bodega típica, un patio cordobés, la Sinagoga, la calleja de las Flores y, por último, la Mezquita. Acabado el recorrido, que duró algo más de dos horas, comieron en un prestigioso restaurante de la ciudad desde donde partieron hacía el aeropuerto rumbo a Granada.

La comitiva llegó hasta la segunda etapa de su visita a Andalucía a bordo de dos helicópteros. Alrededor de las 17.30 horas, los aparatos se posaban en la base aérea de Armilla, donde les esperaban el subdelegado del Gobierno, Julián Urbano, y los alcaldes de Granada y Armilla, José Moratalla y José Antonio Morales, respectivamente. Después, ya acompañados por el delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres, la comitiva se dirigió a la Alhambra. El presidente francés había hecho especial hincapié en su interés por visitar el monumento nazarí. Una vez allí y de modo absolutamente privado, los dos matrimonios, con el director del patronato que gestiona el monumento como guía improvisado, visitaron la zona palaciega.

Elegancia nazarí

Chirac, siempre sonriente, como su esposa Bernardette, no dejó de alabar los espacios que visitaron, como el "impresionante" Patio de los Arrayanes, la Sala de Comares o el Patio de los Leones, en donde posaron para los fotógrafos.Después de visitar los Jardines del Partal, desde cuyo Mirador de la Reina se contempla el barrio del Albaicín, ambos matrimonios abandonaron la ciudadela para retirarse al parador nacional de San Francisco, en donde anoche tenían previsto cenar y pernoctar para regresar hoy a Madrid. Durante la estancia en Granada no se descartaba una nueva visita, esta vez nocturna y absolutamente privada, al resto del monumento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de octubre de 1999

Más información

  • Ambos evitaron hablar de política